SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niños pequeños en emergencias por sobredosis

Niños pequeños en emergencias por sobredosis

Un nuevo programa aconseja a los padres sobre la forma de guardar los fármacos con seguridad

MARTES, 13 de diciembre (HealthDay News) -- Cada año en Estados Unidos, uno de cada 150 niños de dos años visita una sala de emergencias para el tratamiento por una sobredosis accidental de un medicamento, muestra un nuevo informe del gobierno.

La mayoría de casos ocurren cuando niños sin supervisión comen o beben fármacos que encuentran en casa, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los CDC y una coalición de socios anunciaron esta semana un nuevo programa para educar a padres y cuidadores sobre el almacenamiento seguro de los medicamentos y qué hacer en una emergencia. El programa "Up and Away and Out of Sight" (algo así como "en lo alto, lejos y escondido") describe medidas que los padres pueden tomar para proteger a sus hijos.

"Quizás los padres no estén conscientes del peligro que conlleva dejar medicamentos donde los niños pequeños los puedan alcanzar. En los últimos años, el número de sobredosis accidentales en los niños pequeños ha aumentado en veinte por ciento", lamentó en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Dan Budnitz, director del Programa de Seguridad de los Medicamentos de los CDC. "Unas cuantas sencillas medidas, si se hacen siempre, pueden proteger a nuestros hijos".

Cualquier vitamina o fármaco, incluso los que se compran sin receta, pueden provocar daño si se toman inadecuadamente, advirtieron los CDC.

Todos los medicamentos y vitaminas se deben guardar en un lugar que esté fuera del alcance y de la vista de los niños. Guarde siempre los medicamentos tras usarlos. Nunca los deje en la encimera de la cocina o al lado de la cama de un niño enfermo, aunque tenga que darle el medicamento de nuevo en unas horas.

Asegúrese de que las tapas de seguridad estén cerradas tras usar los medicamentos. Si es una tapa con cierre, gírela hasta que escuche un clic.

Enseñe a los niños sobre la seguridad de los fármacos. Nunca les diga a los niños que los medicamentos son dulces para lograr que los tomen, enfatizaron los CDC.

Pida a los visitantes e invitados que mantengan los bolsos, bolsas o abrigos que tengan medicamentos fuera del alcance y la vista cuando estén en su casa.

Esté preparado para las emergencias. Programe el número del centro de control de intoxicaciones (1-800-222-1222) en los teléfonos de la casa y los celulares.

"Incluso con las mejoras en el empaquetamiento, ningún frasco de medicamentos es completamente a prueba de niños", advirtió en el comunicado de prensa el Dr. Richard Dart, presidente de la Asociación Americana de Centros de Control de Intoxicaciones (American Association of Poison Control Centers). "Los centros de intoxicación reciben llamadas todos los días sobre niños pequeños que toman medicamentos sin supervisión adulta. Por eso, animamos a todos los padres y cuidadores a seguir estas simples medidas para velar por la seguridad de sus hijos".

Más información

La Nemours Foundation ofrece más consejos sobre cómo proteger a sus hijos de la intoxicación causada por medicamentos y otras sustancias.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad