SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nació sin nariz y tendrá una impresa en 3D

Por -
Nació sin nariz y tendrá una impresa en 3D

Tesaa Evans, de Maghera, Irlanda, sufre una extraña malformación conocida como arrinia o ausencia congénita total de la nariz. Durante dos años, sus padres han buscando incansablemente una opción estética que no deje cicatrices faciales a su pequeña. Ahora, gracias a la tecnología 3D podrá tener una nariz.

En su búsqueda, Nathan y Garinne Evans, padres de la niña, encontraron al Dr. Jonathan Britto, del Great Ormond Street Hospital de Londres, quien les propuso una solución audaz e innovadora, si bien, "la nariz no tendrá su función natural como vía respiratoria, al menos dará un buen resultado estético", destacó Britto en declaraciones al diario británico Mirror.

Durante el procedimiento, los médicos usarán una impresora en 3D para diseñar una prótesis que se ajuste al cráneo de Tessa y que será reemplazada en varias ocasiones durante las diferentes fases de su crecimiento. En la adolescencia se construirá la definitiva. La prótesis se implantará, a diferencia de las reconstrucciones de nariz, a través de una incisión en el cuero cabelludo, que no dejará rastro en su rostro.

"Con el nuevo método, y tras un nuevo implante en cada edad de crecimiento, habremos logrado la expansión del tejido. Los orificios nasales no serán reales sino tatuados, pero la apariencia será la de una nariz normal", añadió el Dr. Jonathan Britto.

"En el pasado, todos los intentos de reconstruir una nariz han dejado cicatrices en el rostro", refirió. "Con este método, vamos a poder evitar los efectos más negativos. Es una alternativa realmente emocionante, teniendo en cuenta además que la niña podrá beneficiarse en la próxima década de todos los avances tecnológicos que se produzcan con las impresoras en 3D, que están revolucionando el campo de las prótesis", puntualizó Britto.

Al nacer, Tessa pasó cinco semanas entubada y tuvieron que practicarle una traqueotomía para que pudiera respirar sin dificultad. Con el tiempo, aprendió a respirar por la boca. Desde ahora, se someterá a una cirugía cada dos años para asegurar que su nariz 'crece' al mismo ritmo que el resto de su cuerpo.

La palabra arrinia se utiliza en medicina para denominar la ausencia congénita total de la nariz, de sus cavidades, vías respiratorias superiores, y de los bulbos olfatorios. Es una de las malformaciones cráneo-faciales más rara y su prevalencia es de un caso por cada millón de nacimientos, de acuerdo con Orphanet, portal de información sobre enfermedades raras. Provoca que las personas que lo padecen carezcan del sentido del olfato.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, las malformaciones congénitas son causadas por problemas durante el desarrollo del feto antes del nacimiento. Aproximadamente 3 de cada cien100 bebés nacidos en Estados Unidos tienen malformaciones congénitas que afectarán la forma en que se ven, se desarrollarán o se desempeñarán, en algunos casos, por el resto de sus vidas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad