SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las mujeres son tan propensas como el hombre a sacudir a los bebés

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
Las mujeres son tan propensas como el hombre a sacudir a los bebés

Sin embargo, los investigadores señalan que los hombres son más propensos a causar daños mayores y a confesar el crimen

LUNES, 7 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor)-- Un estudio reciente señala que las pequeñas víctimas del síndrome del bebé sacudido tienen las mismas probabilidades de que un hombre o una mujer les hagan daño, aunque las mujeres tienen menos probabilidades de ser condenadas por este crimen.

Debido tal vez a que los hombres son más fuertes, los bebés tienen también más probabilidades de sufrir daños más graves si la persona que comete el abuso es un hombre, y además los hombres son más propensos a confesar el crimen y a ser condenados, según los investigadores.

Mediante el análisis de datos recogidos durante 10 años sobre 34 casos de traumatismo craneoencefálico por maltrato en bebés, los investigadores encontraron que los agresores eran tanto hombres como mujeres, pero que las mujeres que cometían abusos tenían por lo general más edad que los hombres.

El síndrome del bebé sacudido es la causa principal de muerte en los casos de traumatismo craneoencefálico por maltrato, ya que cada año se calcula que entre 1,200 a 1,400 niños mueren o sufren lesiones como consecuencia de una sacudida en Estados Unidos, según el Centro Nacional sobre el Síndrome del Bebé Sacudido. Entre las lesiones sufridas se encuentran hemorragias cerebrales, fracturas de cráneo y hemorragias de la retina, un síntoma cardinal de haber sido sacudido.

En este estudio, los padres biológicos eran los autores más comunes, seguido por los novios de las madres que no eran el padre biológico del niño. Una investigación anterior encontró que los cuidadores masculinos eran los más propensos a causar traumatismo craneoencefálico por maltrato en los niños, pero la autora principal, la Dra. Debra Esernio-Jenssen apuntó que no le sorprendió que su estudio mostrara que la mitad eran mujeres.

"Creo que hay un sesgo", destacó Esernio-Jensen, directora médica del Equipo de Protección Infantil de la Universidad de Florida en Gainesville. "Cuando un niño llega a consulta inquieto e irritable y quizá con vómitos, muchos pediatras no tienen en cuenta que este niño podría ser [víctima] de traumatismo craneoencefálico por maltrato si la que lo acompaña es una mujer".

"Creo que la sociedad acepta que un hombre tal vez no sea un buen cuidador, sobre todo de un niño pequeño", señaló Esernio-Jenssen, pediatra certificada en abuso infantil. "Creo que la sociedad como un todo espera que las mujeres sean buenas cuidadoras".

Por esta razón, las mujeres son más propensas a negar que abusan de los niños cuando se les confronta, señaló el estudio. Los autores del estudio agregaron que aunque los hombres son más propensos a ser vistos como responsables del síndrome del bebé sacudido, podría subestimarse el porcentaje de mujeres que cometen este tipo de abuso. "Cuando se les preguntaba de forma anónima [sobre el abuso], las madres estaban más dispuestas a admitir que habían sacudido a los bebés o niños pequeños para que se calmaran o para disciplinarlos", señalaron.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de marzo de Pediatrics.

La media de edad de los niños maltratados en el estudio fue de 9.4 meses, el 94 por ciento sufrió hemorragias cerebrales y el 82 por ciento hemorragias de la retina. Dos tercios de los niños eran varones y seis de los 34 murieron a causa de sus lesiones. (Todas las muertes se atribuyeron a autores hombres).

Si bien la edad de los autores oscilaba entre 16 y 60 años, la media de edad de las mujeres era 34 años, mucho más alta que la media de edad de los hombres, de 27 años. No obstante, 15 de los 17 autores hombres confesaron, en comparación con apenas tres de 17 mujeres. El 82 por ciento de los hombres fueron condenados.

Debido a que los hombres maltratadores por lo general son más fuertes que las mujeres, las lesiones de sus víctimas solían ser más graves y más difíciles de hacer pasar por una caída o cualquier otro accidente, señaló Esernio-Jenssen.

"Mi estudio tiene cifras pequeñas, pero de las tres mujeres que confesaron el maltrato, dos de sus tres víctimas estaban cubiertas de marcas", apuntó. "Esto es difícil de rebatir, si un niño tiene marcas en todo su cuerpo".

Esernio-Jenssen apuntó que cree que las investigaciones en el futuro deberían evaluar la estatura y el peso de los autores de maltrato en comparación con los niños para determinar cómo el tamaño influye en el grado de lesiones sufridas.

El Dr. Randell Alexander, jefe de la División de Protección del Niño y Pediatría Forense del Colegio de Medicina de la Universidad de la Florida en Jacksonville, aseguró que es difícil averiguar por qué las dos terceras partes de los bebés sacudidos del estudio eran niños varones.

"Es un hallazgo bastante significativo en general, aunque no quedó muy bien explicado", señaló Alexander, que no participó en el estudio. "Y a nadie se le ocurrirá una gran explicación al respecto. Algunas personas opinan por ahí que con los niños varones hay que ser más estrictos... Pero no creo que sea compartido por la mayoría de los padres y tal vez no explique este hallazgo".

Alexander apuntó que los amigos y familiares que observen moretones en los bebés deben estar atentos para ver si el niño es víctima de maltrato y mantenerse vigilantes hasta confirmar sus sospechas.

"Los moretones no son algún común en los bebés", señaló. "Pueden ocurrir accidentes a esas edades, pero no demasiados. Y si los padres son agresivos con un niño, entonces es alguien que necesita ayuda inmediata".

Los padres también deben ser conscientes de sus emociones, señaló, sobre todo si tienen un bebé que llora a menudo y pone a prueba su paciencia.

Los padres "algunas veces tienen esta idea de que tienen que hacer el 100 por ciento por ellos mismos", señaló Alexander. "Lo más importante es poner al bebé en la cuna o el moisés boca arriba, alejarse una distancia prudente y esperar 10 minutos para calmarse. El bebé seguirá llorando, pero sobrevivirá".

Más información

Para más información sobre los bebés y el traumatismo craneoencefálico, visite el Centro Nacional sobre el Síndrome del Bebé Sacudido.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad