SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Implementan evaluación para detectar defectos cardíacos en recién nacidos

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Implementan evaluación para detectar defectos cardíacos en recién nacidos

Nueva Jersey será el primer estado en implementar la evaluación rutinaria

LUNES, 22 de agosto (HealthDay News) -- Siguiendo recomendaciones de 2010 del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU., un panel de expertos pediátricos y cardiacos ha descrito una estrategia para la evaluación rutinaria de los recién nacidos, con el fin de mejorar la detección de la enfermedad cardiaca congénita.

Al medir los niveles de oxígeno en la sangre de los recién nacidos antes del alta hospitalaria, los médicos podrían identificar mejor la afección cardiaca, que es potencialmente letal pero que con frecuencia puede ser tratada, aseguraron los expertos.

Nueva Jersey comenzará a evaluar la enfermedad cardiaca congénita (ECC) a partir del 31 de agosto mediante una prueba no invasiva conocida como oximetría del pulso.

"Uno por ciento de todos los recién nacidos sufren de enfermedad cardiaca congénita, y alrededor de una cuarta parte tiene defectos cardiacos críticos que requieren de intervención temprana", explicó el autor líder del estudio, el Dr. Alex R. Kemper, profesor asociado de pediatría de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte. "Y si no se detectan de forma puntual el bebé puede incluso morir".

Kemper apuntó que el desafío es que en la sala de recién nacidos del hospital, todos los niños se parecen. "Es difícil identificarlos. Y eso es así incluso cuando las mujeres se hacen ultrasonidos a mitad del embarazo. Algunos casos se detectan. Pero puede ser muy fácil no detectar a un bebé con una situación cardiaca congénita potencialmente letal", explicó.

La enfermedad cardiaca congénita causa más muertes antes de la edad de un año que cualquier otro defecto de nacimiento. Una evaluación universal permitiría identificar los defectos pronto y mejorar las tasas de supervivencia, aseguraron los expertos.

Según la visión de HHS, la evaluación será implementada a discreción de los estados individuales, en lugar de un mandato federal.

La nueva estrategia, descrita en la edición en línea del 22 de agosto de la revista Pediatrics, aborda el desarrollo de estándares nacionales, la implementación y procedimientos de seguimiento. Las directrices provienen de un grupo de trabajo que se reunió en enero e incluyó a representantes de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), la Fundación del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology Foundation) y la American Heart Association, en conjunción con el Comité Asesor de Trastornos Hereditarios en Recién Nacidos y Niños del secretario del HHS.

El grupo de trabajo señaló que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EE. UU. está estableciendo estándares para las máquinas utilizadas para hacer evaluaciones de oxitometría, y recomendó que las evaluaciones de la ECC solo usen las máquinas que se conformen con los estándares de la FDA, cuando sean establecidos.

Para reducir el riesgo de resultados falsos positivos en el primer día de vida, la evaluación debe hacerse el segundo día, apuntaron los expertos. Y la mano derecha y un pie (de forma simultánea o uno después del otro) deben ser los lugares de la prueba.

El comité también fijó umbrales óptimos de evaluación según investigaciones recientes de Suecia e Inglaterra, que buscan reducir el riesgo de pasar por alto la ECC o provocar un falso positivo.

Para minimizar el estrés para el niño y la familia, los centros también deben redactar planes claros de seguimiento para asegurar un manejo rápido y ordenado de todos los bebés que obtengan un resultado positivo para ECC, enfatizó el grupo.

"Es una noticia bastante buena", dijo Kemper. "Pero claramente aún hay problemas que deben clarificarse antes de que la mayoría de hospitales comiencen a hacerlo. El primero es que si la evaluación detecta indicaciones de un defecto cardiaco, entonces el próximo paso es que el bebé tendrá que recibir un ecocardiograma, que es un escáner del corazón. Y muchos hospitales no cuentan con el equipo. Así que algunos bebés tendrán que ser transferidos a otros hospitales".

Además, "necesitamos mitigar el riesgo de falsos positivos mediante un algoritmo eficaz para asegurar que limitamos el riesgo de identificar defectos incorrectamente", añadió.

El Dr. Alan R. Fleischman, director médico de la March of Dimes Foundation en White Plains, Nueva York, y participante del grupo de trabajo, expresó entusiasmo por las nuevas directrices de evaluación.

"Los siete tipos específicos de enfermedad cardiaca que esta evaluación busca conforman apenas alrededor de una cuarta parte de todas las enfermedades cardiacas congénitas", señaló Fleischman. "Pero estos tipos presentan síntomas devastadores en los primeros días o semanas de vida, y con frecuencia no se detectan hasta que el niño está gravemente enfermo".

Esta prueba sencilla y no invasiva tiene el potencial de detectar a estos niños antes de que sufran de síntomas y proveerles de una intervención médica o quirúrgica inmediata, añadió. "Este es un avance diagnóstico muy importante".

Más información

Para más información sobre los defectos cardiacos congénitos, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad