SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El estrés afecta el cerebro de bebés prematuros

El estrés afecta el cerebro de bebés prematuros

Los estresores de cuidados intensivos pueden variar desde cambios de pañal a procedimientos invasivos

MARTES, 4 de octubre (HealthDay News) -- Los bebés muy prematuros podrían desarrollar cambios cerebrales como resultado del estrés experimentado en la unidad de cuidados intensivos neonatales, y deben recibir seguimiento para monitorizar la función cerebral en la niñez, sugiere un estudio reciente.

Los estresores, que van desde cambios de pañal hasta la intubación, podrían contribuir a unos cerebros más pequeños y a una conducta motora anómala, según el estudio, que aparece en la edición del 4 de octubre de la revista Annals of Neurology.

"Nuestros hallazgos sugieren que la exposición al estrés reduce el tamaño del cerebro en los bebés prematuros tempranos, y se desconocen las consecuencias a largo plazo", apuntó en un comunicado de prensa de la revista la colíder del estudio, la Dra. Terrie Inder, investigadora del Hospital Pediátrico de San Luis en Missouri. "Sin embargo, investigaciones anteriores han encontrado que el volumen cerebral en el nacimiento (a término completo) predice los resultados del desarrollo neural más adelante en la niñez".

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores comenzaron a observar a 44 bebés prematuros nacidos antes de la semana 30 de embarazo en un plazo de 24 horas de su nacimiento. Midieron el estrés al que estaban expuestos los bebés, que iban desde la atención de rutina a procedimientos médicos invasivos, y evaluaron la estructura y función cerebral con IRM.

La exposición diaria promedio de los bebés a los estresores era más alta en las primeras dos semanas de vida. Un mayor estrés se relacionó con una menor anchura del cerebro frontal y parietal, halló el estudio. Los investigadores también hallaron que los cerebros de los bebés tenían alteraciones en la microestructura y en la conectividad funcional dentro de los lóbulos temporales.

Los bebés expuestos a los mayores niveles de estrés en las dos primeras semanas de vida también tenían patrones de desarrollo anómalos y puntuaciones más bajas en los reflejos, mostraron los hallazgos.

Los autores del estudio señalaron que se necesita más investigación sobre la exposición al estrés entre los bebés prematuros para mejorar estos resultados.

Según la información de respaldo del comunicado de prensa, alrededor del doce por ciento de los embarazos de EE. UU. resultan en nacimientos prematuros antes de la semana 37 del embarazo, y hasta 60 por ciento de esos niños muestran dificultades sociales, problemas conductuales y problemas emocionales.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre los bebés prematuros.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad