SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Uno de cada cuatro adolescentes han enviado o recibido mensajes con contenido sexual

Por Randy Dotinga, Reportera de Healthday -
Uno de cada cuatro adolescentes han enviado o recibido mensajes con contenido sexual

Una encuesta del área de Boston halla que a más de la mitad les han pedido enviar fotografías desnudos

Una encuesta reciente de cientos de estudiantes de secundaria del área de Houston halla que 28 por ciento han enviado o recibido mensajes con contenido sexual, o sea sus fotos desnudos, a través de correo electrónico o de mensajes de texto de teléfonos celulares. Y más de la mitad dijeron que le habían pedido a alguien que les enviaran una fotografía desnudos.

Los chicos eran más propensos que las chicas a pedir fotos de desnudos, y las chicas eran más propensas a que les pidieran enviar una foto, halló la encuesta.

La encuesta, presentada como la investigación más avanzada sobre los mensajes sexuales en Estados Unidos, tiene limitaciones. El grupo de estudiantes encuestados tenía una tasa más elevada de minorías étnicas que las escuelas públicas estadounidenses en general, y solo se permitió contestar a las preguntas a aquellos cuyos padres dieron una autorización.

Aún así, los hallazgos sugieren que los mensajes sexuales, o sea la práctica de enviar información o material explícitos a través de mensajes, "es una conducta bastante prevalente en los adolescentes", señaló el autor líder del estudio Jeff R. Temple, psicólogo y profesor asistente de la Rama Médica de la Universidad de Texas, en Galveston. "Y los adolescentes que participan en conductas de mensajes sexuales podrían ser más propensos a tener relaciones sexuales. En otras palabras, los mensajes sexuales podrían ser un indicador bastante confiable de conductas sexuales".

Los resultados de la encuesta, que aparecen en la edición en línea del 2 de julio de la revista Archives of Pediatric & Adolescent Medicine, se basan en las respuestas de 948 estudiantes de décimo o décimo primer curso de siete secundarias del área de Houston. Todos tenían entre 14 y 19 años de edad. 32 por ciento eran hispanos, 30 por ciento blancos y 27 por ciento negros. (En comparación, los estudiantes blancos conformaban el 54 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas de EE. UU. en 2010, según el Centro Nacional de Estadísticas Educativas).

El 28 por ciento de los encuestados afirmaron haber enviado una foto que les mostraba desnudos, mientras que 31 por ciento dijeron que habían pedido una foto desnuda a otra persona. Las cifras podrían parecer sorprendentes, pero Temple dijo que no le provocaron shock.

"Según varias conversaciones informales con consejeros, maestros, padres y estudiantes, en realidad me sorprendió que no fuera un poco más alto", comentó.

Los estudiantes blancos y los negros, y aquellos cuyos padres tenían menos educación eran los más propensos a haber enviado fotos desnudos o haberlas pedido, mostró la encuesta.

¿Podría algún estudiante estar mintiendo o recordando mal? Es posible, dijo Temple, pero añadió que "es igual de probable, o incluso más probable, que los adolescentes intentaran restar importancia a sus conductas de mensajes sexuales para parecer más socialmente deseables".

Otras investigaciones han hallado que los mensajes con contenido sexual son menos comunes. Un estudio publicado el mes pasado reveló que 20 por ciento de 606 estudiantes encuestados en una escuela del oeste medio dijeron que habían enviado fotos que les mostraban desnudos.

Temple dijo que el nuevo estudio podría ser más preciso que investigaciones anteriores porque se basa en una mejor representación de los adolescentes de Estados Unidos.

¿Son los mensajes sexuales malos para los niños?

"Aparte del potencial de hostigamiento cuando las fotografías se diseminan o los problemas legales potenciales, no creo que tengamos una respuesta", señaló Temple. "Aunque hallamos que los mensajes sexuales podrían ser un indicador confiable de la conducta sexual, no podemos decir qué sucede primero, los mensajes o la conducta, así que no podemos decir definitivamente si provocó que una pareja adolescente tuviera relaciones sexuales".

Diane Kholos Wysocki, profesora de sociología de la Universidad de Nebraska en Kearney que estudia la sexualidad, afirmó que los mensajes sexuales son muy arriesgados. "Una vez se envían, ya no están bajo su control. No saben dónde terminarán. Sabemos de adolescentes que se han suicidado debido a esto, y puede arruinar sus vidas. Cuando los niños hacen cosas sin comprender las repercusiones, amerita preocupación", afirmó.

¿Qué se puede hacer al respecto? Temple sugiere que los pediatras inicien conversaciones sobre el sexo con los adolescentes durante las consultas al mencionar los mensajes sexuales.

Y Kholos Wysocki recomienda la vigilancia de los padres.

"Vigile a sus hijos. Conocen la tecnología mejor que usted. Usted debe aprender", aconsejó. "Las computadoras no deben estar bajo puertas cerradas. Debe conocer sus contraseñas, y los padres deben vigilar las cuentas de Facebook".

"A veces, los padres tienen que proteger a sus hijos de sí mismos", añadió.

Más información

Para más información sobre la salud sexual de los adolescentes, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad