SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Precaución con by pass gástrico en adolescentes

Por Kathleen Doheny, Reportera de Healthday -
Precaución con by pass gástrico en adolescentes

Los beneficios aún superan los riesgos, pero los expertos recomiendan precaución en pacientes jóvenes

LUNES, 28 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los adolescentes que se someten a una cirugía de derivación gástrica (bypass gástrico) para perder peso pueden esperar una disminución en la masa ósea, al igual que los adultos, según el nuevo estudio.

Dos años después de la cirugía, el contenido mineral óseo de 61 adolescentes obesos estudiados se redujo, en promedio, 7.4 por ciento, apuntó la Dra. Anne-Marie Kaulfers, profesora asistente de pediatría de la Universidad del Sur de Alabama.

"Por lo pronto, no creo que sea motivo de alarma", señaló Kaulfers con relación a los hallazgos del estudio. Esto se debe a que los adolescentes, cuya media de edad era de 17 años, aún tenían su masa ósea dentro de un rango normal, explicó. Tenían una masa ósea por encima del promedio para su edad y sexo.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 28 de marzo de la revista Pediatrics.

Kaulfers y sus colegas decidieron estudiar a los adolescentes porque una pérdida del contenido mineral óseo durante la adolescencia, cuando deberían alcanzar el punto máximo en masa ósea, podría comprometer potencialmente el futuro de la salud de sus huesos.

Otros estudios en adultos también encontraron que la masa ósea se reducía después de la cirugía.

Kaulfers realizó el estudio cuando aún trabajaba en el Centro Médico del Hospital Infantil en Cincinnati. Algunos de los participantes formaban parte del Estudio Longitudinal de los Adolescentes del Consorcio de Cirugía Bariátrica que contó con el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Los adolescentes, 10 muchachos y 51 muchachas, se sometieron a la cirugía de derivación gástrica, un procedimiento en el que se reduce el estómago desde el tamaño de una pelota de fútbol americano al de una pelota de golf.

Los investigadores midieron el contenido mineral óseo y la densidad por absorciometría de rayos X de energía dual (dual-energy radiograph absorptiometry, DXA). Cuando era posible, se tomaban medidas antes de la cirugía y luego cada tres o seis meses después de la misma durante un periodo máximo de dos años.

En lo que se calificó como una "puntuación z", las puntuaciones de densidad mineral ósea promedio de los adolescentes descendieron de 1.5 a 0.1. Una puntuación z de cero es normal, apuntó, Kaulfers, y una puntuación negativa reflejaría una densidad ósea baja.

A pesar de que se desconoce lo que sucede más allá de los dos años, Kaulfers apuntó que la pérdida ósea parece compensarse por los beneficios de la cirugía, como la reducción de la probabilidad de que los adolescentes desarrollan diabetes.

Sin embargo, advirtió que los adolescentes que se someten a cirugía necesitan ser monitorizados de cerca.

La pérdida ósea después de la cirugía para perder peso podría deberse a la pérdida de peso en sí, destacó, o a otros factores como los cambios hormonales.

"Creo que la nota de precaución [sobre el seguimiento a largo plazo] es muy buena", señaló la Dra. Robin Blackstone, presidenta electa de la Sociedad Estadounidense de Cirugía Metabólica y Bariátrica y cirujana bariátrica en Scottsdale, Arizona.

Explicó que ordena escáneres óseos anuales para sus pacientes adolescentes.

El Dr. Neil Roth, cirujano ortopédico del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, citó las limitaciones de la investigación, que el estudio también destacó.

"Un porcentaje bastante alto no se había sometido a un escáner DXA antes del estudio debido a su gran tamaño", así que no se contaba con información sobre su estado óseo antes de la cirugía. Ese fue el caso del 64 por ciento, de acuerdo con el estudio.

El efecto a largo plazo sobre la salud ósea de los adolescentes aún está por descubrir, así que hasta que no se realicen más investigaciones, apuntó, lo más inteligente es actuar con prudencia.

"Hay que asegurarse de que, al igual que con cualquier otro procedimiento, se agotan las medidas conservadoras antes de recurrir a una cirugía que podría alterar la vida".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la cirugía de derivación gástrica.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad