SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los adolescentes de EE.UU. se están buscando problemas cardíacos

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Los adolescentes de EE.UU. se están buscando problemas cardíacos

Casi una cuarta parte de los adolescentes se ven afectados por colesterol 'malo' alto, prediabetes o diabetes

LUNES, 21 de mayo (HealthDay News) -- Muchos adolescentes estadounidenses, entre ellos algunos que tienen un peso sano y normal, ya presentan uno o más factores de riesgo para la enfermedad cardiaca, advierten investigadores.

Alrededor del 22 por ciento de los adolescentes de hoy día tienen colesterol LDL, el tipo malo, casi alto o alto. Y 15 por ciento tienen prediabetes o diabetes, según una investigación reciente basada en datos que abarcan de 1999 a 2008.

Cuando los autores del estudio observaron las diferencias por año, un factor de riesgo sobresalió. Al inicio del periodo del estudio, la tasa de prediabetes y diabetes era de 9 por ciento. Para el final del estudio, esa cifra fue 23 por ciento.

"La prediabetes y la diabetes aumentaron con el tiempo entre los adolescentes", apuntó la autora líder del estudio Ashleigh May, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

May añadió que la tasa de prediabetes y diabetes, además de otros factores de riesgo cardiovascular, aumentaron junto con el peso.

El estudio aparece en la edición en línea del 21 de mayo y en la edición impresa de junio de la revista Pediatrics.

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte entre los adultos de EE. UU., según la información de respaldo del estudio. Aunque la mayoría de manifestaciones, como el accidente cerebrovascular y el ataque cardiaco, no ocurren hasta la adultez, hay evidencia creciente de que los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular podrían ser evidentes mucho antes. Cada vez más niños y adolescentes estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, y los expertos en salud están cada vez más preocupados sobre la posibilidad de que los factores de riesgo cardiovascular se presenten a edades menores.

El estudio actual revisa datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU. de 1999 a 2008. La encuesta incluye una muestra nacionalmente representativa de la población de EE. UU. Para este estudio, los investigadores se enfocaron en los 3,383 adolescentes que tenían entre 12 y 19 años de edad.

En el periodo del estudio, 14 por ciento tenían o estaban en riesgo de presión arterial alta (prehipertensión o hipertensión), 22 por ciento tenían niveles de colesterol malo (LDL) casi altos o altos, y 6 por ciento tenían niveles bajos de colesterol bueno (HDL).

Para el periodo del estudio en general, se clasificó a 15 por ciento de los adolescentes con prediabetes o diabetes. La tasa de prediabetes y diabetes fue el único factor de riesgo que aumentó del inicio al final del estudio.

May anotó que quizás esto tenga que ver más con la forma en que evaluaron la diabetes, ya que solo midieron un nivel de glucemia en ayuno. Normalmente, la diabetes o la prediabetes no se diagnostican a menos que haya por lo menos dos niveles anómalos de glucemia en ayuno, ya que los niveles tienden a fluctuar.

Además, May dijo que los límites de los otros factores de riesgo parecen hacerse eco de los límites que han ocurrido en la obesidad infantil. Pero añadió que tanto la tendencia de la diabetes como la tendencia de los límites ameritarán más investigación con el tiempo para ver si dichas tendencias continúan.

El estudio también halló que a medida que el peso aumentaba, lo mismo sucedía con los factores de riesgo cardiovasculares. Sin embargo, un número significativo de niños de peso normal también mostraron señales de problemas. Alrededor del 10 por ciento estaban en la categoría de prehipertensión o hipertensión, más de 15 por ciento tenían colesterol malo elevado, y más de 10 por ciento tenían prediabetes o diabetes, mostraron los resultados.

La Dra. Dorothy Becker, jefa de endocrinología y diabetes del Hospital Pediátrico de Pittsburgh, dijo que los hallazgos no le sorprendieron, incluso que algunos niños de peso normal mostraran factores de riesgo de enfermedad cardiaca. Apuntó que cualquiera que coma una dieta alta en azúcar y grasa probablemente tendrá problemas, aunque no sean aparentes por su peso.

"No es solo el aspecto. Se puede tener un estilo de vida bastante malo sin tener sobrepeso", aseguró.

Médicos, padres, administradores de escuelas y hospitales, y líderes comunitarios deben tomarse el sobrepeso y la obesidad en serio, enfatizó. "Los médicos deben señalar que esto es importante. Es un riesgo tan grande para la salud como fumar o el sexo no seguro", apuntó Becker.

La buena noticia es que cambios en el estilo de vida pueden hacer una diferencia.

May comentó que "nunca es demasiado tarde para mejorar los hábitos de estilo de vida, actividad física y alimentación. Si uno no está haciéndolo bien, cambiar esas cosas puede resultar beneficioso".

Becker se mostró de acuerdo. "Si los adolescentes pueden perder peso, tendrán un pronóstico bastante bueno", afirmó. "Si no realizan un cambio, llevarán esos factores de riesgo a la adultez, y eso es como tener una bomba de tiempo encima. No siempre se sabe cuándo explotará, pero es probable que lo haga".

Más información

La Red de Información para el Control del Peso (Weight-control Information Network) ofrece consejos para ayudar a los niños con sobrepeso.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad