SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dormir mal impacta desempeño escolar

Por -
Dormir mal impacta desempeño escolar
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Dormir bien es muy importante en todas las etapas de la vida, pero primordialmente en la infancia y adolescencia. Según un estudio realizado por la Universidad de Uppsala, en Suecia, una buena noche de sueño y dormir el número de horas adecuadas no sólo es importante para el crecimiento, además, sería esencial para un buen rendimiento escolar.

Los resultados publicados en la revista Sleep Medicine, se basan en la evaluación de más de 20,000 adolescentes de edades comprendidas entre 12 y 19 años del condado de Uppsala y muestran que los adolescentes que sufren de trastornos del sueño o que la duración habitual del sueño fue menor a 7 horas, tienen menos probabilidades de tener éxito académico en comparación con aquellos que disfrutan de una buena noche de sueño.

Otro dato revelador es que el 30% de los adolescentes reportaron tener problemas de sueño regulares, “lo que indica que los problemas de sueño de los adolescentes han llegado a un nivel de epidemia en nuestras sociedades modernas", resaltó el Dr. Christian Benedict, uno de los autores de la investigación en un comunicado de prensa difundido por la institución académica.

Nuestros hallazgos indican que los trastornos del sueño y una corta duración del sueño están relacionados con el fracaso escolar en los adolescentes, añadió el especialista.

¿Por qué es tan importante dormir?

De acuerdo con información de la Fundación Nemours la falta de sueño repercute sobre todos los aspectos de la vida de un adolescente, desde su capacidad para prestar atención en clase hasta su estado de ánimo. Según una encuesta de la Fundación Nacional del Sueño (NSF, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, más del 25% de los alumnos de enseñanza secundaria se quedan dormidos en clase, y la falta de sueño también repercute negativamente sobre el rendimiento deportivo.

Refiere que el incremento del tiempo de reacción y la falta de concentración provocados por la falta de sueño no solo repercuten en el rendimiento académico o deportivo. Más de la mitad de los adolescentes encuestados indicaron que habían conducido el coche/auto estando soñolientos durante el año anterior y el 15% afirmó haberlo hecho por lo menos una vez a la semana. La Administración Nacional de Seguridad y Tráfico en Carreteras de los Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) calcula que cada año hay más de 100.000 accidentes, 40.000 lesiones y 1.500 muertes en accidentes de tráfico provocados por conductores que simplemente conducían cansados. Las personas jóvenes, de menos de 25 años, tiene muchas más probabilidades de estar implicadas en este tipo de accidentes de tráfico.

La falta de sueño también se ha relacionado con problemas emocionales, como la tristeza y la depresión. Además, añade la Fundación Nemours, el sueño también nos ayuda a mantenernos sanos desde el punto de vista estrictamente físico, ya que enlentece nuestros sistemas corporales para que podamos "recargar nuestra baterías" a fin de afrontar las actividades cotidianas del día siguiente.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad