SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Adolescentes casadas, en riesgo mental

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Adolescentes casadas, en riesgo mental

Una investigación observa un pequeño aumento en la tasa de esos problemas, pero no puede confirmar que el matrimonio sea la causa

MARTES, 30 de agosto (HealthDay News) -- Casi una de cada diez mujeres de EE. UU. se ha casado antes de los 18 años de edad, halla un estudio reciente, y estas mujeres podrían enfrentarse a un riesgo ligeramente superior de enfermedad mental que otras mujeres casadas.

La investigación no prueba que lo que se conoce como "matrimonio infantil" cause el aumento en el riesgo de problemas mentales, señalaron los autores en un informe que aparece en la edición de septiembre de la revista Pediatrics.

Aún así, los hallazgos son suficiente para que su autor principal haga un llamado por el final del matrimonio infantil en Estados Unidos.

"Las personas deben pedir a sus políticos que adopten una ley que lo prohíba. Debe evitarse en las familias, y los adolescentes que deseen casarse deben esperar a la adultez para hacerlo", señaló el Dr. Yann Le Strat, psiquiatra del Hospital Louis-Mourier de París en Colombes, Francia, y científico adjunto del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto.

Los autores del estudio analizaron los resultados de una encuesta nacional de 2001 y 2002 diseñada para comprender el alcoholismo y otras afecciones. Participó en ella un total de 24,575 mujeres. Los investigadores se enfocaron en las 18,645 mujeres que estaban casadas o lo habían estado.

La meta de la investigación era comprender cómo el matrimonio infantil afecta la salud mental de las mujeres, explicó Le Strat. Los investigadores no observaron cómo podría afectar a los hombres.

"Según lo que han demostrado estudios en India y África, se sabe que el matrimonio infantil se asocia con riesgos elevados de transmisión del VIH, embarazos no deseados [y] muerte en el parto", lamentó Le Strat. "Pero sorprendentemente, nunca se había estudiado el impacto del matrimonio infantil sobre la salud mental".

De las casi 19,000 mujeres en el estudio de EE. UU., cerca del nueve por ciento se habían casado antes de los 18 años. Eran más propensas a ser mujeres o nativas americanas o de Alaska, a ser más pobres y a tener menos educación que las mujeres que se casaban más tarde. También era más probable que vivieran en el sur y en áreas rurales, y eran mucho más propensas a ser mayores de 65 años (de las cuales alrededor del trece por ciento se casaron en la niñez) que a tener entre 18 y 29 años (de las cuales 3.4 por ciento se casaron en la niñez).

No está claro por qué las mujeres del estudio eligieron casarse antes de la adultez, pero parece que el embarazo tuvo algo que ver. Casi la mitad de las mujeres que se casaron en la niñez quedaron embarazadas antes de la adultez, frente a apenas tres por ciento de las que se casaron en la adultez, anotaron los autores.

Los investigadores hallaron que ligeramente más mujeres que se habían casado en la niñez habían sufrido de trastornos mentales en algún momento de sus vidas, en comparación con las que se habían casado en la adultez, con 53 frente a 49 por ciento, respectivamente.

Específicamente, el trastorno depresivo mayor y la dependencia de la nicotina eran los trastornos más comunes entre las que se casaron en la niñez. No hubo una gran diferencia en términos de abuso del alcohol o drogas ilegales, aunque las mujeres que se casaron en la niñez eran mucho más propensas a fumar cigarrillos (el estudio clasificó la adicción al tabaco como una enfermedad mental).

El estudio halló que un riesgo más elevado para la mayoría de trastornos mentales era común en las mujeres que se casaron en la niñez. Tras ajustar otros factores, los investigadores hallaron que el trastorno de personalidad antisocial era el más común.

Sin embargo, saber con certeza si el matrimonio infantil era responsable de una tasa más elevada de enfermedad mental es difícil, quizás imposible, dado que otros factores podrían formar parte del panorama.

"Lo que tenemos aquí es solo una prueba indirecta de que el matrimonio infantil podría tener efectos negativos sobre la salud mental", enfatizó Le Strat.

Una posibilidad alternativa es que alguna característica de estas mujeres podría hacerlas más propensas a casarse en la infancia y a sufrir de enfermedad mental, apuntaron los investigadores.

Linda J. Waite, profesora de sociología de la Universidad de Chicago que estudia el matrimonio, afirmó que un hecho está claro. Tanto los hombres como las mujeres que se casan jóvenes son más propensos que otras personas a divorciarse, apuntó, aunque las mujeres latinas son una excepción a esa regla.

Esas tasas más altas de divorcio solo desaparecen cuando la gente llega a mediados de la veintena, señaló.

¿Por qué son los matrimonios a una edad joven mucho más frágiles? "Uno de los argumentos es que los niveles de testosterona de los hombres jóvenes son demasiado elevados", comentó Waite. "Y eso se relaciona con toda una serie de conductas que hacen que los hombres sean malos maridos, como infidelidad, abuso y dificultades para llevarse bien con la gente. Otro argumento es que las personas jóvenes aún están aprendiendo cosas, organizándose y averiguando quiénes son. Si uno se casa muy joven, no sabe con quién se casa, y es probable que esa persona cambie".

En cuanto a la idea de limitar el matrimonio infantil, Waite enfatizó que "el problema es cuando se obliga o presiona a las mujeres a casarse", como en el sur y en las comunidades religiosas. "Es un verdadero problema".

Más información

Para más información sobre la salud mental, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad