SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Se evalúa por cáncer a demasiadas personas mayores?

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
¿Se evalúa por cáncer a demasiadas personas mayores?

Un experto señala que el debate sobre las pruebas debe sopesar la salud y la esperanza de vida

LUNES, 12 de diciembre (HealthDay News) -- Muchos estadounidenses mayores reciben pruebas para cáncer de colon, mama, próstata y cuello uterino, a pesar de que las directrices recomiendan contra la exploración rutinaria de las personas mayores, halla un estudio reciente.

A medida que la población Estados Unidos continúe envejeciendo, equilibrar una buena salud con los costos será una batalla, advierten los expertos. "En una era de utilización y gastos crecientes en la atención de salud en EE. UU., identificar áreas para contener el costo al mismo tiempo que se mejora la calidad de la atención del sistema de salud es cada vez más importante", aseguró el investigador líder Keith Bellizzi, profesor asistente de estudios en desarrollo humano y familia de la Universidad de Connecticut en Storrs.

"Quizás esta área de la atención de salud amerite más atención", añadió Bellizzi.

Actualmente, casi 37 millones de personas de EE. UU. tienen 65 años de edad o más, y es probable que esa cifra se duplique para 2030. Históricamente, los adultos mayores han sido excluidos de los ensayos clínicos para el cáncer, así que lo que se sabe sobre la eficacia de la exploración en los adultos mayores es limitado, apuntó.

El Grupo de Trabajo en Servicios Preventivos de EE. UU. no recomienda la exploración de rutina para el cáncer de mama, colorrectal y próstata a partir de los 75 años, y no aconseja la exploración del cáncer de cuello uterino después de los 65, según el estudio.

Pero muchos adultos mayores viven unas vidas más largas y saludables que en generaciones anteriores, así que es probable que se amerite que ciertos sectores de la población mayor continúen con la exploración, comentó.

"Al mismo tiempo, hay segmentos de la población de adultos mayores con una esperanza de vida limitada, un mal estatus de salud y afecciones concomitantes que probablemente no se beneficien de la exploración. El desafío es cómo determinarlo", planteó Bellizzi.

Para evaluar la prevalencia de exploración entre los adultos mayores, el equipo de Bellizzi recolectó datos sobre casi 50,000 hombres y mujeres que participaron en la Encuesta nacional de entrevista de salud de EE. UU.

Entre las mujeres de 75 a 79 años, 62 por ciento habían recibido una mamografía para explorar el cáncer de mama en los dos años anteriores, al igual que 50 por ciento de las mujeres a partir de los 80. Se realizaron frotis de Papanicolaou para el cáncer de cuello uterino en 53 por ciento de las mujeres de 75 a 79, y en 38 por ciento de las mujeres a partir de los 80, hallaron los investigadores.

El 57 por ciento de los hombres y mujeres de 75 a 79 habían sido evaluados por cáncer de colon en los dos años anteriores.

El 57 por ciento de los que tenían entre 75 y 79 años se sometieron a exploración del cáncer de próstata, al igual que el 42 por ciento de los hombres a partir de los 80, y el 40 por ciento de los que tenían de 50 a 74, hallaron los investigadores.

El estudio aparece en la edición del 12 al 26 de diciembre de la revista Archives of Internal Medicine.

Las personas mayores de 75 tenían más probabilidades de ser evaluados por cáncer de mama, colorrectal y de próstata si el médico lo recomendaba, halló el equipo de Bellizzi. Además, los hombres y mujeres con educación universitaria eran los más propensos a ser evaluados, mientras que los que carecían de un diploma de secundaria eran los menos propensos.

No hay una solución "universal", apuntó Bellizzi. "Las decisiones sobre la exploración deben individualizarse según la esperanza de vida, el estatus de salud, una discusión informada con el paciente sobre los daños y beneficios potenciales, y los valores y preferencias del paciente".

La Dra. Louise C. Walter, profesora asistente de medicina de la Universidad de California en San Francisco y autora de un editorial acompañante en la revista, se mostró de acuerdo en que la edad no debe ser el único determinante de la exploración.

"Lo realmente deseable es fomentar las decisiones individualizadas", aseguró Walter, quien sugirió que los médicos sopesen la salud general y la esperanza de vida antes de recomendar la exploración del cáncer.

"Hay muchas personas sanas con una larga esperanza de vida, y el cáncer aumenta con la edad, así que evaluarse tiene sentido", aseguró.

Pero también hay muchas personas muy enfermas para quienes la exploración puede resultar nociva, añadió, en referencia a los peligros de ciertos procedimientos y tratamientos que quizás no salven vidas.

El Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society), concurrió en que algunos estadounidenses mayores podrían ser candidatos para la exploración, pero dijo que "la gran mayoría de personas mayores de 75 años no deben recibir estas pruebas de exploración, porque no tenemos ciencia que muestre que estas pruebas beneficiarán a estas personas al alargar sus vidas".

"Es un ejemplo de desperdicio", lamentó. "Debemos pensar sobre el uso racional de la atención de salud y dejar de hablar sobre racionar la atención de salud".

"Muchos médicos indican estas pruebas exclusivamente para protegerse" de una demanda, añadió.

Más información

Para más información sobre la evaluación preventiva del cáncer, visite la Sociedad Americana del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad