SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Robin Williams murió por ahorcamiento

Por -
Robin Williams murió por ahorcamiento
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Nuevos hallazgos aparecen sobre el caso de la muerte del actor Robin Williams. La policía forense, en conferencia de prensa, confirmó que la muerte fue a causa de "asfixia por ahorcamiento", tal como en un principio se especuló. Aún faltan conocer los resultados de los análisis toxicológicos, que tardarán varias semanas.

Según dio a conocer en una rueda de prensa Keith Boyd, asistente médico forense del condado de Marin en California, el actor Robin Williams falleció al medio día del 11 de agosto por una asfixia que se provocó cuando se encontraba solo.

Boyd explicó que la esposa del artista salió por la mañana de la casa pensando que aún dormía, pero cuando su asistente lo fue a visitar a su cuarto lo encontró con un cinturón alrededor del cuello colgado de la puerta de la habitación, suspendido unos centímetros del suelo.

Aunque se dice que además presentaba cortes superficiales y agudos en las muñecas, estas heridas no derivaron en su deceso.

El examen preliminar forense dio varias pistas que el artista se asfixió. Sin embargo, la investigación aún no concluye pues todavía hacen falta las pruebas toxicológicas, las cuales tardarán de 2 a 6 semanas en arrojar los resultados.

De acuerdo con su representante Max Buxbaum, el artista, quien trascendió por participar en películas como Jumanji, Mrs. Doubtfire y Dead Poets Society se habría suicidado debido a que “había estado combatiendo una severa depresión”.

Y es que, a lo largo de mucho tiempo, el actor fue perseguido por varios de sus fantasmas como la adicción a las drogas y al alcohol, lo que la llevó a entrar a un programa de rehabilitación.

Sin embargo, aunque logró conservarse varios años en sobriedad, su estado emocional seguía sin mostrar signos de vida por lo que optó por terminar con su existencia.

Varios factores pueden orillar a que una persona realice un acto como el de Williams, como puede ser vivir una ruptura de alguna relación sentimental, una fuerte pelea con un padre, un embarazo no deseado, así como ser rechazado o ser objeto de malos tratos. A menudo, una situación como éstas, añadida a una depresión preexistente, es la gota que acaba derramando el vaso.

Existen ciertos rasgos que permiten identificar a una persona con intensiones de llegar al suicidio. Por ejemplo, la Fundación Nemours menciona que tratará de hablar sobre “emprender un viaje”, “marcharse” e “irse”. También reflejará sentimientos de culpa, desesperación, tiene conductas destructivas y aislamiento.

Ante esto, lo más importante es externar el apoyo a la persona, ayudarlo a entender que no se encuentra solo y que existe una solución a sus problemas que no es precisamente el suicidio. Existen grupos de apoyo que se enfocan en tratar situaciones depresivas, y además, dan un buen enfoque a ciertas emociones.

Si tú o alguien que conoces necesita ayuda existe una número que puede hacer la diferencia. Se trata de la Línea Nacional de Prevención del Suicidio (1-800-273-8255). Los trabajadores capacitados para lidiar con la crisis están disponibles para hablar las 24 horas los 7 días de la semana.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad