SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La verdad sobre el cáncer de Tito Vilanova

Por HolaDoctor -
La verdad sobre el cáncer de Tito Vilanova
CRÉDITO: HOLADOCTOR

El Director Técnico del Barcelona renunció a su cargo para enfrentar su segunda batalla contra el cáncer de glándula parótida. La primera vez fue en 2011 y tuvo que ser operado.

La tarde de hoy, viernes 19 de julio, el club español de fútbol Barcelona convocó a una conferencia de prensa urgente, el motivo no fue para destacar alguna novedad sobre Neymar o Leo Messi, sino algo lamentable: Tito Vilanova no será más el director técnico.

De acuerdo con algunos de los medios más importantes de España, como El País, la razón por la que Vilanova abandona el banquillo azulgrana es por motivos de salud, pues debe enfrentar un nuevo tratamiento para luchar contra el cáncer de glándula parótida.

El 22 de noviembre de 2011, en su etapa como segundo entrenador del Barca, Vilanova fue intervenido de urgencia de la glándula parótida en el Hospital Vall d’Hebron por un equipo especializado en cirugía máxilofacial del centro médico.

En esa ocasión, la operación fue llevada a cabo “de manera satisfactoria”. Recibió el alta cinco días después de ser internado y para el 7 de diciembre –dos semanas después de la operación- ya estaba nuevamente en los entrenamientos del equipo español.

Además de la cirugía a la que se sometió Vilanova, existen otros tipos de tratamiento para esta enfermedad, como la radioterapia y la quimioterapia. En la actualidad se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

¿Qué es la parótida?

La parotida es la glándula salival ubicada en ambos lados de la cara, debajo del oído y detrás de la mandíbula inferior. El cáncer de la glándula salival es una enfermedad rara en donde células cancerosas se producen en el tejido de estas glándulas.

Algunos de los síntomas incluyen un bulto en la oreja, mejilla, labio o dentro de la boca. También se puede presentar líquido que drena de la oreja, problemas para ingerir o para abrir grande la boca, así como entumecimiento, debilidad o dolor en la cara.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer, la exposición a ciertos tipos de radiación puede aumentar el riesgo de tener esta afección, así como tener edad avanzada.

Para detectar esta enfermedad se puede necesitar de realizar exámenes físicos, imágenes de resonancia magnética, exploración por TAC, con tomografía por emisión de positrones, endoscopía, biopsia y cirugía.

Algunos factores que pueden afectar el pronóstico de recuperación de los pacientes son el estado del cáncer (sobre todo, el tamaño del tumor), el tipo de glándulas salivales que han sido afectadas, el tipo de células cancerosas que se presentan, así como la salud general del paciente.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad