SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

René de Calle 13, ¿su hijo corre peligro?

Por -
René de Calle 13, ¿su hijo corre peligro?
CRÉDITO: MEZCALENT

René Pérez, vocalista del grupo Calle 13, se encuentra dando brincos de alegría, ¿la razón? el nacimiento de Milo, su primer hijo junto a su pareja Soledad Fandiño. Sin embargo, pese a que el pequeño nació bien, su peso podría delatar futuras enfermedades.

Aunque sus canciones reflejan descontento y rebeldía, la verdad es que el cantante René Pérez, de la agrupación Calle 13, también tiene su faceta tierna, la cual ha compartido con la llegada al mundo de su primogénito Milo en compañía de su esposa Soledad Fandiño.

De hecho, ha sido tanta la felicidad que a través de su cuenta de Instagram subió una imagen de su pequeño seguido de un mensaje. “Desde el 7 (de agosto) tenemos 4.185 kilos de amor y 9.4 libras de paz durmiendo con nosotros. Parido por una argentina y recibido por una mexicana”, escribió el cantante en la red social.

A juzgar por el peso del bebé, muchas personas quizás podrían pensar que el pequeño viene con muchos "kilos" de salud, no obstante, esto podría tratarse de un problema de salud a largo plazo.

De acuerdo con el médico cirujano Rafael Álvarez Cordero, quien ha sido titular del Programa de Prevención de la Obesidad de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, un bebé macrosómico es aquel cuyo peso es superior a 8 libras o 4,000 gramos, lo cual aplicaría en el caso del pequeño Milo.

Esta situación no quiere decir que el bebé se encuentre sano por dos razones: está condenado a luchar contra la obesidad desde el vientre materno y también contra las patologías derivadas del exceso de peso, según el especialista.

De igual modo, el que un bebé venga con más peso también aumenta considerablemente el riesgo de aborto y las malformaciones fetales lo que supone un riesgo para el bebé tras el nacimiento, puesto  que además de ser niños con mucho peso corporal, sus órganos vitales como el corazón, hígado o páncreas tienden a agrandarse.

Parte de los factores que podrían influir en un sobredesarrollo del feto, acorde con Álvarez Cordero, son la genética y la diabetes materna. En el primer caso se analizaría si es que el feto tiene un padre o madre de gran tamaño que lo llevaría a heredar el mismo tipo de crecimiento.

En tanto, en el siguiente punto, si tal padecimiento no es controlado se puede producir un aumento de la glucosa en la sangre que incremente los niveles de insulina, lo que deriva en que el feto aumente su ritmo de crecimiento.

La cuestión ante un bebé que nace con sobrepeso es que podría mantenerse así a lo largo de su vida, lo que los expone a tener mayores probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes, advierte la Organización Mundial de Salud (OMS). En el caso de Milo, es necesario que sus padres escuchen la opinión de varios expertos respecto al tema.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad