SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Murió la Duquesa de Alba por una neumonía

Por -
Murió la Duquesa de Alba por una neumonía
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Cayetana Fitz-James Stuart, más conocida como la duquesa de Alba, falleció este 20 de noviembre a los 88 años a causa de una neumonía complicada con una arritmia cardíaca. Había estado internada desde el domingo en el hospital Quirón Sagrado Corazón, en Sevilla, pero pidió regresar a su palacio Casa de las Dueñas, y no paraba de repetir: “Quiero volver a mi casa, me prometisteis que no íbais a sacarme de allí”. 

La duquesa pasó sus últimas horas junto a su tercer marido Alfonso Diez (foto abajo) y sus hijos. Padeció una insuficiencia respiratoria asociada con arritmia cardíaca. 

Según dicen sus allegados, Cayetana tenía una “mala salud de hierro”, ya que su historia clínica es amplia y variada. Su estado físico y anímico se vio muy afectado al enviudar de su segundo marido, Jesús Aguirre, al que amó locamente y por quien se enfrentó con algunos de sus hijos. Esta desavenencia la afectó emocionalmente y al tiempo sufrió un accidente cerebro vascular por el que estuvo muy delicada. 

Su fortaleza la ayudó a sobreponerse y al tiempo se sometió a una cirugía en la que le implantaron una válvula en la cabeza que le permitió, entre otras cosas, volver a bailar, que era una de las actividades que más disfrutaba. La mejoría fue notoria y la duquesa contrajo enlace por tercera vez. Solía quejarse de no tener 20 años menos para poder disfrutar de la vida junto a su último marido Alfonso Diez, 24 años más joven que ella.

Fue Alfonso quien la asistió en sus achaques durante los viajes de la pareja. En uno de ellos tuvieron que regresar a España en junio de este año, cuando la mujer se cayó en un hotel de Roma tras la rotura del fémur. Desde entonces su salud fue en decadencia y padeció bronquitis agudas, problemas digestivos y un proceso de Parkinson. 

A pesar de su frágil salud, la duquesa de Alba no desatendió su apretada agenda, ya que era una mujer muy solidaria y le gustaba acudir a todos los eventos con fines benéficos para las causas con las que colaboraba.

Pero la semana pasada Cayetana sufrió un proceso de ahogamiento que casi le cuesta la vida, cuando una gastroenteritis derivó en una neumonía por aspiración, agravada por una arritmia. Su médico de cabecera, el doctor Miguel Angel Muniain, comprobó que Cayetana necesitaba de cuidados médicos inmediatos, y fue trasladada al hospital. 

La última vez que se la vio en público fue el 5 de octubre, cuando presenciò el II Campeonato Ruta de la Plata, en el que participó su hijo Cayetano.

María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva – su nombre completo de la duquesa de Alba– se convirtió en Jefa de la Casa de Alba en 1953, tras fallecer su padre. Desde entonces, doña Cayetana defendió la cultura española; era apasionada por las corridas de toros y el flamenco. 

Fue madre de seis hijos con su primer marido, Luis Martínez de Irujo. Al tiempo de enviudar, se casó en 1978 con el ex jesuita Jesús Aguirre y Ortiz de Zárate. Tras enviudar nuevamente, en 2011 contrajo enlace con Alfonso Diez. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad