SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mitt Romney toma aspirinas para prevenir complicaciones en su salud

Por HolaDoctor -
Mitt Romney toma aspirinas para prevenir complicaciones en su salud
CRÉDITO: HOLADOCTOR

De acuerdo a un comunicado de salud difundido el pasado viernes 24 por su médico de cabecera, el candidato presidencial por parte del Partido Republicano padece hiperlipidemia, un trastorno caracterizado por el incremento de grasas, las cuales, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, si elevan demasiado sus niveles, podrían desencadenar fallos cardiacos o hasta lesiones en el cerebro. 

Debido a su problema de salud, Romney, de 65 años, toma diario 81 miligramos de una aspirina y 10 de atorvastatina, un fármaco empleado para disminuir los niveles de colesterol, así lo dio a conocer en el comunicado su médico personal, quien desde junio de 1989 se encarga de su salud.

Según el comunicado, el político no tiene impedimentos físicos para desempeñar bien su trabajo.

"Tiene reservas de fuerza, energía y vitalidad que le proporcionan la capacidad de satisfacer las demandas", escribió Randall Gaz, cirujano endocrinólogo en el Hospital General de Massachusetts.

En la misiva se dejó en claro que este tipo de problema de salud tampoco significa que el político estadounidense tenga que retirarse de la contienda presidencial.

“No hay impedimentos físicos que deben interferir con su carrera política rigurosa y exigente como el próximo presidente de los Estados Unidos", manifestó en el comunicado Gaz.

De igual forma, se informó que el ex gobernador también tiene síntomas mínimos de hipertrofia prostática benigna y bradicardia sinusal. Aunque es alérgico a la penicilina, nunca ha tenido asma, diabetes, enfermedades coronarias o hipertensión. El candidato fue operado de apendicitis cuando tenía 18 años.

Adicionalmente, se dijo que la frecuencia cardiaca del empresario es lenta, lo cual no es tema para preocuparse, ya que se debe al ejercicio constante que ha realizado el candidato durante varios años.

Sobre los buenos hábitos de salud física que el aspirante a ser mandatario tiene, se mencionó que evita consumir tabaco y alcohol; además, procura llevar una buena alimentación. "Él come una dieta alta en fibra con abundantes frutas y verduras y la ingesta minimiza la alta en colesterol y dulces concentrados", escribió Gaz.

Del mismo modo, se informó que Romney tiene "una elevación leve estable triglicéridos en 179", lo cual puede ser un factor de riesgo para futuras enfermedades del corazón.

Su historial médico familiar incluye arritmias, ataques al corazón y cáncer de próstata. Debido a esto el ex gobernador de Massachusetts se somete constantemente a pruebas regulares de PSA (antígeno prostático específico) y a exámenes urológicos.

En una de sus últimas revisiones clínicas también se encontró que su presión arterial, frecuencia cardiaca, el colesterol y sus niveles de azúcar en la sangre se consideraron normales.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, la hiperlipidemia es causada por una dieta que contiene demasiado colesterol y grasas (por ejemplo, carne, queso, crema, huevos y mariscos), o cuando el cuerpo produce en cantidades excesivas estas sustancias.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad