SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las mil y un cirugías de Verónica Castro

Por HolaDoctor -
Las mil y un cirugías de Verónica Castro
CRÉDITO: MEZCALENT

José Juri, uno de los médicos en los que más confía la actriz Verónica Castro, quien además tiene 40 años de experiencia, habló de los procedimientos a los que se ha sometido la mexicana en los últimos 15 años.

Es muy sabido que a sus 60 años la actriz Verónica Castro ha hecho trampa y ha recurrido al famoso "cuchillito" para conservar su belleza. José Juri, uno de sus médicos de confianza reveló cuáles han sido algunas de las cirugías a las que se ha sometido.

“Cuando ella llegó a mis manos, hace más de 15 años, ya venía operada del cuerpo, pero le hicieron un mal trabajo y aquí lo corregimos todo. Le hemos retocado el abdomen, los músculos, los senos, la nariz, los párpados, el cuello, la boca...Lo importante es que cada sector del cuerpo tiene sus secretos y su importancia, por eso la ves divina. Además, es una persona que siempre he cuidado bastante”, declaró el especialista a la revista TV Notas.

Gracias al trabajo que Juri ha hecho con la actriz, poco a poco se ha ido ganando su confianza y aprecio. “Siempre le pregunto: ¿qué es lo que quieres hacerte ahora? Y ella me responde: ‘Lo que usted diga, doctor, yo vengo a ponerme en sus manos’.

Apenas en junio pasado la artista viajó a Argentina para reencontrarse con el bisturí. Ante esto Jurí respondió. “Esta vez sólo le retoqué los ojos y rellené las arruguitas con un poco de botox para levantarle las cejas y cubrir la arruga del entrecejo. Siempre que viene me pregunta si creo que debo hacerse algo y le respondo que todavía esta linda y cuando realmente lo necesite le haremos algo más complejo, pero por ahora no.

A pesar de haberse realizado 10 intervenciones con el especialista, Jurí asegura que Vero Castro no es una adicta a las cirugías. “Para nada, ella va poco a poco y, a la par, yo como cirujano debo cuidar los resultados porque ahí va implícita mi firma y mi reconocimiento internacional. Tampoco puedo permitir que exagere y que después ya no parezca ella, sino otra persona atrapada en su cuerpo”, agregó a la publicación.

Además de Castro, muchas artistas han invertido mucho dinero en su apariencia, para muestra el caso de Sophia Loren, de 78 años, quien según expertos, ha gastado cerca de 50.000 dólares en cirugías.

“Su línea de la mandíbula es anormalmente fina para un casi octogenario. Este es el posible resultado de un estiramiento facial bien realizado o de dos. Aunque sus labios son regordetes no los luce como alguno de sus contemporáneos. Sospecho que ha tenido inyecciones de un relleno como Juvedem”, manifestó al portal Radar.com el cirujano plástico Anthony Youn.

En muchas ocasiones querer lucir bella tiene un alto costo ya que existen muchas clínicas clandestinas que utilizan procedimientos estéticos sumamente peligrosos. Un ejemplo es el de la cantante Alejandra Guzmán, quien en su afán de tener más volumen en sus glúteos le inyectaron polivinil metacrilato, un polímero de uso industrial que atentó gravemente con su vida. Ella estuvo internada en varias ocasiones por este problema.

De acuerdo con el endocrinólogo de la Clínica Condesa, en la ciudad de México, Ricardo Espino Jara las consecuencias de inyectarse químicos en los glúteos comienzan a aparecer varios meses después. “Si no ocurre nada en el primer año, los pacientes creen que no pasó nada, pero ese líquido se va encapsulando y va bajando a los pies, hay cambios en la coloración en la piel, se va acartonando, se va haciendo un tono más parduzco ”, explicó.

Otro caso lamentable le ocurrió a la modelo coreana Hang Mioku, quien pasó de tener un rostro bello a una completamente irreconocible al inyectarse silicona y aceite de cocina en su cara. El rostro quedó sumamente desfigurado y lleno de cicatrices que incluso sus padres no la reconocieron la primera vez.

Para evitar este tipo de situaciones los centros de Servicios de Madicare y Medicaid sugieren a las personas a que recurran a una segunda opinión, que es cuando un médico que no es el de cabecera da su opinión sobre un problema de salud y cómo debe ser tratado.

Recurrir a una segunda opinión puede ayudarte a tomar una mejor decisión acerca de cualquier procedimiento.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad