SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Kim Kardashian: telefoneaba a su esposo para tener sexo

Por -
Kim Kardashian: telefoneaba a su esposo para tener sexo

Nombre: Kim Noel Kardashian-West
Fecha de nacimiento: 21 de octubre de 1980
Altura: 5'3" pies - 1,65 metros

En la sesión de fotos de una reciente entrevista con “C” Magazine, a Kim Kardashian no la detuvo su embarazo para  osar en topless. En las imágenes se la puede ver con el cabello mojado, donde un contraste de blancos y negros resalta su belleza desafiante. 

Pero hay otra Kim Kardashian más “terrenal”, que relata los problemas que tuvo para queda embarazada por segunda vez. La dificultad se debió a que tiene placenta accreta, afección que se da en uno de cada 2,500 embarazos, y provoca excesiva adherencia de la placenta a la pared uterina. 

En medio de su relato reaparece la Kim que adora venderse a sí misma, y que no puede controlarse y agregar detalles “picantes” a la entrevista. Por eso revela que en cuanto se enteraba de que estaba ovulando, no dudaba en llamar a Kanye West, su famoso esposo rapero, para tener sexo. “¡Ven a casa ahora!, le pidió más de una vez. “Estoy en el estudio”, se excusó varias veces el músico.

En el reportaje de "C", la socialité reveló a la periodista Amanda de Cadenet que pasó casi un año buscado su segundo embarazo, y que le hicieron un par de pequeñas operaciones para hacer más fácil el proceso. También recordó que durante un tiempo madrugó a diario para visitar a su médico en Beverly Hills, para que le informara si estaba ovulando. Como el embarazo no llegaba, probó con acupuntura e incluso consultó a un nutricionista para comer más sano. 

Ahora que felizmente logró quedar embarazada, revela que si vuelve a tener placenta accreta, los médicos creen que tal vez sea necesario remover su útero. Esto la tiene un poco asustada, por eso prefiere ver cómo sigue el día a día, y cómo resulta el parto. 

Kim también teme volver a tener preeclaampsia, la complicación que la hizo subir de peso y por lo que recibió muchas burlas. “¡No podía dejar de comer!”, recuerda. Y menciona con dolor que muchas veces la llamaron "gorda", y hasta llegaron a decir que había alcanzado las 210 libras (95 kg) , cuando en realidad solo llego a pesar 180 (81 kg). Por eso hoy, con su segundo embarazo en curso, admite que no tiene ganas de posar sonriente para todos aquellos que se burlaron la primera vez. 

Mientras tanto, esta mujer que juega a ser fatal y publica fotos en Instagram de su escote cada día más exuberante, también tiene sus miedos. ¿Cómo será su parto? ¿Tendré alguna complicación? Estas dudas, estos temores, la bajan al mundo de las mujeres reales. Solo en esos momentos es una embarazada más, que teme por su salud, por su futuro y por el normal desarollo de su embarazo. Hasta que aparece una cámara y resurge famosa mediática. ¿Con cuál te quedas?

¿Qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es una complicación del embarazo que se presenta cuando la mujer desarrolla hipertensión arterial y proteína en la orina después de la semana 20 de gestación (finales del segundo trimestre o tercer trimestre).

No se conoce la causa precisa, pero se le atribuye a  trastornos autoinmunes, problemas vasculares, la dieta o causas genéticas. 

¿Qué es la placenta accreta?

La fundación March of Dines explica que la placenta se desarrolla en el útero y hace llegar alimento y oxigeno al bebe a través del cordón umbilical. Normalmente se localiza en la parte superior del útero y permanece allí hasta el momento del parto. 

Durante la última fase del parto la placenta se separa de la pared uterina y se elimina a través de la vagina tras algunas contracciones. Sin embargo, hay veces que la placenta presenta irregularidades y queda firmemente adherida a la pared uterina. 

Estas alteraciones se conocen como placenta accreta, que está firmemente adherida al útero, placenta increta, que se adhiere aun más firmemente a la pared muscular del útero y la placenta percreta, que se adhiere al útero y crece a lo largo de él, a veces acercándose a algunos órganos como la vejiga.

Cada año, hay un caso de placenta accreta cada 530 embarazos, y se detecta mediante ultrasonido o resonancia magnética. Cuando esto sucede, los médicos recomiendan realizar una cesárea y luego una histerectomía (remoción del útero) para prevenir el riesgo de hemorragias, ya que  que podría llegar a ser una amenaza para la vida de la parturienta. 

Se desconocen las causas que originan la placenta accreta, pero se lo tribuye a que la embarazada es -o fue- fumadora, tiene más de 35 años, estuvo embarazada anteriormente, o tuvo placenta previa. 

Además de provocar suba de peso, la futura mamá corre riesgos de abortar el bebé, que éste no se desarrolle lo suficiente durante el embarazo e incluso que tenga defectos de nacimiento. También puede sufrir hemorragias durante el parto o nacimiento prematuro antes de las 37 semanas de gestación.

.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad