SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Heidi Klum salvó a su hijo de ahogarse

Por HolaDoctor -
Heidi Klum salvó a su hijo de ahogarse
CRÉDITO: THE GROSBY GROUP

Además de ser modelo es toda una heroína. Tras ser arrastrado su hijo por una ola, la alemana salió a su rescate y evitó lo que pudo haber sido una tragedia.

La top model Heidi Klum se encontraba vacacionando junto a su hijo Henry, de siete años en una playa de Hawaii. Todo marchaba bien hasta que notó que su retoño se estaba ahogando.

Sin pensarlo un segundo, la alemana de 39 años salió en auxilio del menor junto con su actual pareja, según reporta la revista estadounidense US Weekly.

Afortunadamente, ambos pudieron rescatar con vida a Henry y a dos niñeras que se encontraban ahí.

“Por supuesto, como madre me asusté mucho por mi hijo y todos los que estaban en el agua”, declaró Klum a la publicación.

“Henry es un buen nadador y pudo nadar hasta la playa. Logramos sacar a todo el mundo”, agregó la estrella de las pasarelas.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) anualmente más de 3,400 personas mueren ahogadas solo en Estados Unidos y 1 de cada 5 víctimas son niños menores de 14 años. Además, el ahogamiento es la segunda causa de muerte por lesiones entre los menores.

La Fundación de Natación de los Estados Unidos brinda a los padres cinco consejos para garantizar la seguridad de los niños en playas, piscinas y otras instalaciones acuáticas:

1. Enseña al niño a nadar. Es la mejor manera de garantizar la seguridad en el agua. Varias investigaciones revelan que los padres son los principales factores de influencia con respecto a si un niño sabe nadar o no. 

2. Asegúrate de que un adulto responsable supervise las actividades de los niños en el agua todo el tiempo. La mayoría de los casos de ahogo en los niños ocurre cuando la víctima ha estado sola sin supervisión adulta por cinco minutos o menos.

3. Recuerda a los niños que deben obedecer siempre las reglas de la piscina, y no saltar sobre otros cuando están en el agua, no jugar a hundirlos, ni saltar o bucear a menos que conozcan la profundidad del agua.

4. Exige a los niños que naden siempre acompañados.

5. Recuerda que no se necesita una piscina para ahogarse. Los lagos, ríos, estanques grandes y cualquier otra fuente de agua también exigen precaución. Procura que tu hijo sepa nadar, aunque no vaya a estar en una piscina este verano.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad