SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Carlos Tévez, padre por tercera ocasión

Por HolaDoctor -
Carlos Tévez, padre por tercera ocasión
CRÉDITO: GETTY IMAGES

El futbolista Carlos Tévez se convirtió por tercera vez en papá al dar la bienvenida a al pequeño Lito Junior Tévez, quien se une a sus dos hermanas mayores, Florencia y Katie, frutos de la relación entre Tévez y Vanesa Mansilla, pareja desde hace años.

A sus 30 años, el futbolista Carlos Tévez ha conseguido un hat-trick al convertirse en padre por tercera ocasión. Y aunque la llegada del pequeño Lito Junior seguramente le ha traído mucha felicidad al argentino y su pareja, ellos deberá tener en cuenta varias de las atenciones médicas más fundamentales.

Por ejemplo, es indispensable que la madre haya tenido un buen cuidado prenatal, el cual consiste en tener una buena nutrición y hábitos saludables antes y durante el embarazo, realizarse exámenes prenatales frecuentes, así como ecografías de rutina para detectar problemas con el bebé.

También es necesario que se realice pruebas de detección de rutina para conocer anomalías de la presión arterial, problemas del tipo sanguíneo (Rh y ABO), diabetes, trastornos genéticos, inmunidad contra el sarampión alemán (rubeóla) e infecciones de transmisión sexual.

Algunas de las metas del cuidado prenatal son: vigilar tanto a la mujer embarazada como al feto a lo largo de todo el embarazo, buscar cambios que puedan llevar a embarazos de alto riesgo, explicar los requerimientos nutricionales durante y después de la gestación y brindar apoyo a la paciente.

Y aunque Tévez, ya tenga experiencia dentro del ramo de ser padre quizás es posible que aún tenga dudas sobre con qué frecuencia deberán visitar al médico. La Biblioteca Nacional de Medicina sugiere hacerlo cada 4 semanas durante las primeras 28 semanas de gestación; cada 2 a 4 semanas desde la semana 28 hasta la semana 36 y semanalmente a partir de la semana 36 hasta la llegada del parto.

Dentro de una visita al doctor generalmente se debe de hacer un examen físico completo en donde se verifica el crecimiento y desarrollo del paciente, así como su peso. Se revisan los ruidos respiratorios, cardiacos, se miden los reflejos y la temperatura. También se checa si se está llevando una dieta apropiada y si se están siguiendo la aplicación de vacunas.

Acerca de las vacunas, es importante tener un control, pues a lo largo de su vida, el niño necesitará de varias inmunizaciones. Tan sólo, antes de cumplir los dos años deberá tener una vacuna contra el sarampión/parotiditis/rubéola, cuatro contra la Hib, tres contra la polio, cuatro contra difteria, tétanos y pertussis (DTP), tres contra hepatitis B y una contra la varicela.

Y frente a todas estas atenciones, lo más recomendable sería que el pequeño tuviera un seguro médico, ya que, según el Children’s Denfense Fund, una entidad sin fines de lucro, aproximadamente 7,2 millones de niños no tienen seguro en los Estados Unidos. De hecho, cada 70 segundos un niño nace sin seguro y cada día más de 1,208 nacen sin cobertura de salud.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad