SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una prueba genética ayuda a tratar el cáncer de mama

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Una prueba genética ayuda a tratar el cáncer de mama

Un estudio preliminar sugiere que podría predecir si una paciente se beneficiará del tratamiento

MARTES, 10 de mayo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los científicos han desarrollado una prueba novedosa, aunque preliminar, que parece predecir qué pacientes de cáncer de mama se pueden beneficiar de tipos específicos de quimioterapia.

Eso, a su vez, podría ayudar a guiar el tratamiento, según un estudio en la edición del 11 de mayo de la Journal of the American Medical Association.

Los hallazgos son emocionantes, pero es necesario repetirlos, según la Dra. Iuliana Shapira, una experta, directora de genética del cáncer del Centro Oncológico Monter y profesora asistente de medicina de la Universidad Hofstra del North Shore Long Island Jewish Health System de Lake Success, Nueva York. Shapira no estuvo involucrada en el estudio.

Según el Dr. W. Fraser Symmans, autor del estudio, las pruebas de base génica, como el Oncotipo DX, ya se utilizan ampliamente para ayudar a guiar la atención del cáncer de mama. La prueba puede ayudar a predecir las probabilidades de reincidencia de cáncer de mama, pero únicamente si se trata de un tumor de mama de receptores de estrógeno positivos y si se trata con terapia hormonal, señaló Symmans, profesor de patología del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas en Houston.

A partir de los resultados del Oncotipo DX, "las pacientes de bajo riesgo podrían [lograr] evitar la quimioterapia", dijo.

El nuevo estudio examinó un nuevo "pronosticador genómico" de la respuesta al tratamiento para el cáncer de mama y la supervivencia con cáncer de mama invasivo recién diagnosticado. El estudio se basó en muestras de tumores tomadas de 310 pacientes de cáncer de mama HER2/neu negativo que recibieron tratamiento de manera secuencial con dos medicamentos de quimioterapia, taxano y antracilina, ambos componentes comunes de la quimioterapia para el cáncer de mama.

Si los tumores eran de receptor de estrógeno (RE) positivo (es decir, que respondían al estrógeno), las mujeres también recibieron tratamiento con terapia hormonal (endocrina).

La nueva prueba pareció efectiva para predecir los resultados, pues el 92 por ciento de las mujeres que la prueba predijo que responderían a esta quimioterapia lograron, de hecho, sobrevivir tres años sin reincidencia, lo que les otorga un 18 por ciento menos de riesgo frente a las identificadas como que "no respondían" al tratamiento.

Además, según Symmans, "a los tres años, el cáncer de mama no había retornado en 97 por ciento de las mujeres que tenían cáncer RE positivo ni en 83 por ciento de las que tenían cáncer triple RE negativo si se había predicho que eran sensibles al tratamiento. Si se había predicho que no serían sensibles al tratamiento, los índices fueron de 86 y de 57 por ciento, respectivamente".

El estudio fue financiado por Susan G. Komen for the Cure y por el Instituto Nacional del Cáncer, entre otros. Varios de los autores tienen también patentes con Nuvera Biosciences, Inc., que participó en la prueba.

"El estudio no es la última palabra sobre el tema, pero presenta una manera totalmente nueva de contemplar el asunto de cómo predecimos cuáles tumores son realmente sensibles a la quimioterapia, cuáles probablemente sean resistentes a ella o ninguna de las anteriores", aseguró Symmans.

Una experta consideró que el estudio no fue más que "un pinito" en el camino hacia tratamientos más individualizados para las pacientes. "No sé si sea suficiente para impulsar a todos a que usen esto", comentó la Dra. Stephanie Bernik, jefa de oncocirugía del Hospital Lennox Hill de la ciudad de Nueva York.

La prueba, aunque es prometedora, "no está lista para las pacientes", coincidió el Dr. Massimo Cristofanilli, profesor y presidente de oncología médica del Centro Oncológico Fox Chase de Filadelfia. Tampoco predice cuál será la mejor terapia, agregó.

Pero según lo que arrojen investigaciones futuras, la prueba algún día podría resultar valiosa para ayudar a las mujeres y a sus médicos a tomar decisiones difíciles sobre el tratamiento, aunque no es así hoy, momento en que aún se adivina mucho. "Para mí sería importante no administrar, no tener que administrarle quimioterapia a cien mujeres para salvar diez o quince vidas", explicó Shapira. "Para mí es importante poder identificar a diez o quince pacientes que se beneficiarán de la quimioterapia".

Más información

Hay más información sobre el cáncer de mama en el Instituto Nacional del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad