SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tratamiento de reemplazo hormonal reduciría facturas

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Tratamiento de reemplazo hormonal reduciría facturas

Investigadores revisan la evidencia para las próximas directrices del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU.

LUNES, 28 de mayo (HealthDay News) -- La evidencia actualizada sobre la terapia de reemplazo hormonal (TRH) para las mujeres menopáusicas presenta buenas noticias para las que están en riesgo de osteoporosis, pero unos resultados mixtos sobre el cáncer de mama y otras enfermedades crónicas.

Aunque las formulaciones que solo incluyen estrógeno y las que incluyen estrógeno más progestina reducen el riesgo de fracturas, ambas aumentan las probabilidades de accidente cerebrovascular y otras afecciones como la enfermedad de la vesícula biliar, según una nueva actualización de la evidencia disponible compilada para el Grupo de Trabajo en Servicios Preventivos de EE. UU., un panel experto independiente que revisa sus directrices.

La terapia de estrógeno más progestina aumenta el riesgo de cáncer de mama y probablemente de demencia, mientras que el estrógeno solo reduce el riesgo de cáncer de mama, hallaron los investigadores.

"Observamos todos los estudios publicados sobre la terapia hormonal para la prevención de la enfermedad crónica", señaló la Dra. Heidi Nelson, quien lideró la actualización. "Lo nuevo de esto es que hemos tomado todos los resultados de los últimos diez años e intentamos destilarlos en los resultados más recientes, y en cómo podrían aplicarse a los individuos".

Algunos efectos protectores hallados en investigaciones anteriores ahora parecen ser más débiles, añadió Nelson, profesora de informática médica, epidemiología clínica y medicina de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland. De forma similar, algunos riesgos parecen incluso más potentes.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 29 de mayo de la revista Annals of Internal Medicine.

Hace años, la terapia hormonal con frecuencia se recetaba para prevenir afecciones crónicas como la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular. Pero los resultados iniciales del estudio Iniciativa de salud de las mujeres, publicados en 2002, hallaron efectos nocivos de los regímenes de estrógeno más progestina. Dos años más tarde, se escucharon alarmas graves sobre la terapia con estrógeno solo.

Como resultado, el grupo de trabajo hizo una recomendación contra ambos tipos de tratamiento para la prevención de la enfermedad crónica.

Ahora, con unos once años de seguimiento a la Iniciativa de salud de las mujeres, los investigadores tienen un panorama más completo, que el grupo de trabajo utilizará para actualizar sus directrices existentes.

Las recomendaciones solo versan sobre la enfermedad crónica, no sobre el uso de la terapia hormonal para reducir los síntomas de la menopausia, como los sofocos.

Para la actualización, Nelson y su equipo observaron 51 artículos publicados sobre nueve ensayos de investigación que cumplían con sus criterios.

Confirmaron que tanto el estrógeno solo como la terapia combinada reducen el riesgo de fracturas, como se había hallado antes. Pero concluyeron que ambos tipos de tratamiento aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular, coágulos sanguíneos, enfermedad de la vesícula biliar e incontinencia urinaria.

Aunque el estrógeno solo parece reducir el riesgo de cáncer de mama, hallaron evidencia más firme que antes de que la terapia combinada aumenta el riesgo de cáncer de mama. Por cada 10,000 mujeres, se esperan ocho casos adicionales de cáncer de mama al año entre las que toman la terapia combinada, apuntó Nelson.

Las mujeres que fuman, usaban pastillas anticonceptivas o tomaban terapia combinada para los síntomas de la menopausia tienen riesgos más elevados de cáncer de mama, hallaron.

La terapia con estrógeno solo parece reducir el cáncer de mama invasivo más o menos al mismo grado, dijo, pero advirtió que no es un motivo para tomarla. Ese efecto es más potente que antes, señaló Nelson.

Otros cambios: Los resultados iniciales indicaron que las que tomaban la terapia combinada tenían un riesgo significativamente mayor de enfermedad cardiaca. Sin embargo, ahora esa asociación parece más débil, señaló.

Anteriormente, se pensaba que la combinación de estrógeno y progestina protegía del cáncer de colon. Esa relación también parece más débil, señaló.

Nelson dijo que probablemente los perfiles de riesgo de las mujeres que toman cada tipo de terapia, y no la progestina o su ausencia en la terapia misma, puedan explicar mejor las diferencias en los riesgos y beneficios. Las mujeres tienen distintos factores de riesgo desde el principio, planteó. Por ejemplo, muchas que toman estrógeno solo podrían haber recibido una histerectomía, en que se extirpan el útero y los ovarios, señaló.

¿Cuál es la moraleja? Tomar terapia hormonal a largo plazo para prevenir afecciones crónicas no parecer ser una buena idea, señaló. La mejor estrategia sigue siendo tomar la terapia, si se necesita para los síntomas, a la dosis más baja durante el menor tiempo posible.

Dados los distintos riesgos asociados con la terapia de estrógeno solo y la combinada, es importante discutir los antecedentes individuales de salud con el médico, enfatizaron los expertos.

La Dra. Jill Rabin, jefa de atención ambulatoria, obstetricia y ginecología del Centro Médico Judío del Hospital de Long Island en New Hyde Park, Nueva York, se mostró de acuerdo en que la terapia a corto plazo y a baja dosis para el alivio de los síntomas es la mejor estrategia.

Otra opción, aconseja a sus pacientes es "pensar en lo local". Algunas mujeres reciben ayuda de una crema de estrógeno o de anillos vaginales de estrógeno, planteó.

Más información

Para más información sobre la terapia hormonal, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad