SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

5 remedios caseros para el dolor de oído

Por -
5 remedios caseros para el dolor de oído
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Uno de los malestares más desagradables es sin duda el dolor de oído, cuando esta condición aparece puede llegar a ser casi insoportable y urge encontrar alivio efectivo. Lo primero y más importantes es saber qué causa el dolor y luego, podrías probar alguno de los siguientes remedios caseros. Seguro que estos ingredientes están al alcance de tu alacena.

Por lo general, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el dolor de oído suele ser consecuencia de un resfriado o algún tipo de infección que causa inflamación. También es común entre los nadadores (por la acumulación de agua en la zona que no se ha drenado de manera adecuada) y entre quienes trabajan en las alturas por las diferencias de presión o altitud, o bien, por acumulación de cerumen.

Hay diferentes términos médicos para los distintos tipos de dolores de oído. Por ejemplo, la hinchazón del tímpano o de la membrana timpánica se conoce como miringitis. La otitis puede ser una infección del oído medio o del oído externo.

Dado que dentro del oído se encuentran el órgano auditivo y el órgano del equilibrio, el dolor pueden ir acompañado de pérdida de audición y/o mareos. En muy importante visitar al médico lo antes posible para un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Los remedios caseros que te presentamos a continuación pueden favorecer el proceso de recuperación y dar alivio a los síntomas, sin embargo, debes utilizarlos con precaución.

#1 El poderoso ajo
Dado que las infecciones son una de las principales causas del dolor de oído, el ajo, por su gran poder analgésico y antibiótico puede resultarte un gran aliado para quitar el dolor de oídos. El remedio con el ajo es muy sencillo de preparar, simplemente debes machar perfectamente un diente de ajo y añadir una cucharada de aceite de sésamo o bien, de aceite de oliva. Incorpora perfectamente y calienta por algunos minutos. Cuando este tibio, aplica unas cuantas gotas de la mezcla dentro del oído o bien empapa una torunda de algodón y colócala dentro del oído. El ajo contiene un antibiótico natural llamado alicina.

#2 Maravillosa cebolla

La cebolla tiene propiedades anti inflamatorias (reduce la hinchazón) y anti bacterianas (combate el crecimiento de bacterias), lo cual la hace un remedio natural muy eficaz para aliviar el dolor de oído. Hay dos formas de usarla. Puedes utilizar una cebolla cruda y extrae su jugo (échala a la licuadora y licúa), mismo que deberás aplicar con un gotero en el oído afectado. O bien, pica perfectamente una cebolla y cocínala hasta que se ablande. Retira del fuego y colócala sobre un paño de algodón. Aplica sobre la parte externa del oído por unos 20 minutos.

#3 Masticar chicle

Cuando el dolor de oído es causado por altitudes elevadas o un cambio de la presión atmosférica, por ejemplo, cuando viajas en un avión, masticar chicle puede proporcionarte gran alivio. El ejercicio de masticar hará que se libere la presión que se da en el oído y de la misma manera terminará con el intenso dolor. También te puede funcionar abrir la boca ligeramente y bostezar o sopla un globo por la nariz, esta acción conocida como la maniobra Otovent, te ayudará a igualar la presión de aire en los oídos.

#4 Compresas de agua caliente
Aplicar calor en el oído puede ser de gran ayuda para aliviar el dolor de oído por acumulación de agua. Simplemente debes humedece un paño o una toalla pequeña en agua caliente. Utiliza el agua lo más caliente que puedas soportar sin quemarte tu piel. Exprime y coloca sobre el oído. El calor y el vapor estimularán la circulación de la sangre y favorecerán la reducción del dolor. Para evitar la entrada de agua en el oído, evita permanecer mucho tiempo en ella, o bien, utiliza tapones especiales que evitan la filtración del agua a la cavidad auditiva.

#5 Con aceite de oliva
El aceite de oliva por ser un lubricante natural muy recomendado para aliviar el dolor de oído cuando de acumulación de cerumen (sustancia que se produce de forma natural con la función de proteger los oídos de las bacterias) se trata. Solamente deber aplicar unas gotitas de aceite de oliva tibio en el oído y acostarte del lado contrario de manera que el aceite se quede en el oído por 15 minutos. A medida que el aceite se filtre en tu canal auditivo, permitirá aflojar y suavizar el cerumen. Los expertos aconsejan no utilizar hisopos para sacar el cerumen ya que se corre el riesgo de lesionar el conducto auditivo o arrastrarlo a partes más profundas del oído.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad