SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

5 remedios caseros para tratar la cistitis

Por -
5 remedios caseros para tratar la cistitis
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Necesidad urgente de orinar, dolor, picazón o quemazón al orinar, color turbio o anormal de la orina, entre otros, pueden ser síntomas de cistitis, una desagradable inflamación de la vejiga o las vías urinarias inferiores, generalmente causada por una infección. Además de los tratamientos convencionales, existen algunos remedios caseros con los que puedes encontrar alivio natural. Conócelos.

La cistitis, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, es causada por gérmenes, por lo regular bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga. Estas bacterias pueden llevar a una infección, casi siempre en la vejiga. La mayoría de las veces, el cuerpo puede deshacerse de las bacterias cuando se orina. Sin embargo, algunas otras, pueden adherirse a la pared de la uretra o la vejiga.

Las mujeres tienden a contraer infecciones con más frecuencia que los hombres, debido a que su uretra es más corta y está más cercana al ano, lo que hace que sea fácil para las bacterias traspasar desde el ano hasta llegar a la vejiga y causar una infección.

La cistitis leve suele desaparecer a los pocos días y puede tratarse en casa. Cuando la infección urinaria se ha desarrollado, si los síntomas empeoran o se presentan nuevos síntomas (especialmente fiebre, sangre en la orina, dolor de costado o de espalda y vómitos), lo mejor es buscar atención médica.

Aquí una pequeña lista de remedios naturales con los que puedes aliviar algunos de los malestares.

#1 Arándano rojo
Beber regularmente jugo de arándano es uno de los remedios caseros más recomendados para luchar contra la cistitis. La Biblioteca Nacional de Medicina reporta que el arándano rojo tiene una larga historia de uso por las tribus de Indios Nativos Americanos principalmente para el tratamiento de enfermedades urinarias. Las investigaciones muestran que el tomar jugo de arándano rojo puede ayudar a prevenir las infecciones del tracto urinario recurrentes, debido a que contiene ciertas sustancias químicas que impiden que las bacterias se adhieran a las células que recubren el tracto urinario y facilitan su expulsión por la orina.

#2 Jugo de rábano 

Gracias a sus propiedades antibióticas y diuréticas, el rábano, es un opción muy efectiva para tratar las cistitis y ayudar a expulsar los gérmenes y bacterias a través de la orina. Simplemente debes lavar muy bien los rábanos y córtalos en rodajas, licúalos con un poco de agua y bebe al menos tres veces al día. Para prevenir la cistitis podrías incorporar los rábanos en tus ensaladas o algunas de tus recetas, es una hortaliza que se consume preferentemente cruda.

#3 Infusión de perejil
El perejil es una hierba muy popular por sus usos en muchas recetas de cocina, pero además posee otros beneficios. El perejil tiene una poderosa actividad diurética que favorece la función de los riñones y la producción de orina, por lo que sería un gran aliado contra la cistitis. Para aprovechar sus bondades, debes preparar una infusión, para ello por agua a hervir y cuando este en punto de ebullición añade un puñado de hojas y raíces frescas de perejil. Tapa y Mantén en el fuego 5 minutos más. Bebe lo más caliente que puedas dos veces al día.

#4 Agua de cebada
La cebada es un grano que se utiliza como alimento en muchos países. De acuerdo con Natural Medicines, empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa, refiere que la cebada tiene un alto contenido de fibra. Además es un diurético muy potente que facilita la expulsión de líquidos. Para preparar agua de cebada simplemente debes poner a hervir el equivalente a 4 tazas de agua, cuando alcance el punto de ebullición, añade media taza de granos de cebada y deja cocer durante unos 45 minutos. Apaga el fuego y cuela para separar el cereal cocido del agua. Deja enfriar y bebe dos veces al día.

#5 Poderoso limón
El poder del limón ha sido reconocido desde hace mucho tiempo. En el siglo XVII, era considerado digestivo y purificador de la sangre. En el siglo XVIII, antes de que se descubriese el poder de la vitamina C, la flota inglesa viajaba con un cargamento de limones, para evitar que los marineros contrajesen la enfermedad del escorbuto. A pesar de tener un sabor ácido, es reconocido por sus cualidades antivirales, antimicrobianas y antibacterianas y es uno de los remedios caseros más recomendado para aliviar las molestias en caso de cistitis. Pon a hervir el equivalente a 4 tazas de agua, cuando alcance el punto de ebullición, agrega dos cucharadas de zumo de limón recién exprimido, deja enfriar y bebe dos veces al día.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad