Quantcast

Editar mi perfil

Cerrar

Cítricos cuidan tu cerebro en la edad avanzada

Por HolaDoctor -

Los antioxidantes tienen grandes beneficios para la salud, y dos de ellos serían especialmente importantes para tu cerebro: la vitamina C y los betacarotenos ayudarían a evitar la acumulación de sustancias nocivas en el tejido cerebral, por lo que serían útiles para prevenir el Alzheimer y otras formas de demencia.

Tener un consumo adecuado de vitamina C y betacarotenos ayudaría a reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer y otros tipos de demencia senil, según lo hallado por investigadores alemanes.

"Sabemos que los antioxidantes juegan un papel importante en la prevención del Alzheimer y la demencia, pero algunos podrían ofrecer más beneficios que otros, tal sería el caso de la vitamina C y los betacarotenos", comenta la Dra. Christine von Arnim, de la Universidad de Ulm, en Alemania.

Para el estudio, los científicos analizaron a 232 adultos mayores; 74 de ellos presentaban Alzheimer y los 158 restantes estaban sanos. Los participantes llenaron cuestionarios sobre su estilo de vida y su alimentación; además, se les practicaron exámenes físicos y de sangre.

Al final, los investigadores encontraron que los pacientes que padecían Alzheimer presentaban niveles de vitamina C y de betacarotenos significativamente menores, en comparación con los participantes sanos.

No obstante, notaron que los niveles de otros antioxidantes, como la vitamina E, el licopeno o la coenzima Q10, eran semejantes en ambos grupos.

De acuerdo con la Dra. von Arnim, el Azlheimer y otras formas de demencia se originan debido a la acumulación de ciertas proteínas en el cerebro, las cuales dañarían a las neuronas afectando las capacidades motoras y cognitivas de los pacientes.

"Sin embargo, el efecto antioxidante de la vitamina C y de los betacarotenos combatiría este proceso, lo que los haría efectivos para prevenir el Alzheimer y otras formas de demencia", apunta la especialista.

A pesar de estos resultados, los investigadores consideran que habría que hacer más estudios para comprobar el efecto benéfico de estos antioxidantes.

Aunque los cítricos son la fuente más común de vitamina C, ésta suele encontrarse en mayores cantidades en alimentos como la papaya, la fresa, la guayaba, el brócoli o el kiwi.

Por su parte, los betacarotenos son comunes en las frutas y vegetales de color naranja como la zanahoria, la calabaza, el mango, la papaya o el camote.

Más información:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo