SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Sonámbulos sexuales ¿culpables o inocentes?

Por -
 Sonámbulos sexuales ¿culpables o inocentes?
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Algunas personas buscan tener sexo con sus parejas mientras están totalmente dormidas. Este hábito es uno de los tantos trastornos del sueño, fue caratulado como una enfermedad y recibe el nombre de sexsomnia.

El septiembre de este año, un tribunal sueco declaró inocente a un hombre acusado de violación, tras haber tenido relaciones sexuales con una mujer ¡mientras estaba totalmente dormido! El veredicto de la corte de Sundsvall, al norte de Suecia, determinó que el hombre de 26 años padecía de sexsomnia. 

Según un especialista en desórdenes de sueño, el acusado no tenía intenciones de tener sexo, ya que estaba dormido y no tenía conciencia de lo que sucedía. Esta conducta fue ratificada por una pareja anterior del joven, quien reveló que ella también había pasado por este tipo de situaciones mientras había estado vinculada con él. 

Si alguno faltaba a los problemas para dormir, era tener que lidiar con una pareja ¡que quiere tener sexo mientras está durmiendo! 

Bromas aparte, tal como pasa con los sonámbulos, quien la padece no recuerda para nada lo que ocurrió ni lo que hizo. Y es una situación muy difícil de manejar para la pareja, ya que en ocasiones el otro intenta forzar la situación ejerciendo algún tipo de dominación física. 

En mayo de este año, la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASMNET) reconoció esta conducta como una enfermedad, y lleva el nombre de sexsomnia. Integra un grupo de afecciones conocidas como parasomnias, que son actividades motoras que realiza un paciente mientras está dormido. Un sonámbulo puede caminar dormido, y el “sexsomne” es capaz de tener relaciones sexuales sin darse cuenta de lo que está haciendo. 

Mirta Averbuch, jefa de la Unidad de Medicina del sueño del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro declaró al diario argentino Clarín que una pareja que pasa por esta afección debe empezar a dormir en camas separadas, al menos hasta que los episodios sean menos frecuentes. Al igual que con los sonámbulos, lo más recomendable es no despertarlos. 

El desconocimiento y la vergüenza en los pacientes evita que se sepa más”, aclara Averbuch. La experta señala que los casos se detonan cuando el enfermo está expuesto a fuerte estrés y al igual que con los sonámbulos, la actividad se dispara en la fase III del sueño. 

"Si bien el trastorno es nuevo, hay tratamientos”, advirtió la experta. Estos pueden incluir sedantes como el clonazepan, terapia cognitiva, cursos de relajación, 

Al igual que Averbuch, el sexólogo León Gindin revela que los casos no llegan a los consultorios. Y advierte que hay que tener mucho cuidado, ya que podría ocurrir lo mismo que en el tribunal sueco: algunos podrían querer disimular un abuso sexual, amparándose en esta enfermedad. 

Aún hay pocas investigaciones sobre el tema, pero un estudio canadiense realizado en el Laboratorio de Investigación del Sueño de la Universidad Health Network, en Toronto, Canadá, reveló que la sexsomnia es tres veces más común en hombres que en mujeres.

De los 832 voluntarios que participaron, (428 hombres y 404 mujeres) el 7,6% de los pacientes demostró tener un desorden del sueño que los llevaba a tener relaciones sexuales mientras dormían. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad