SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Controle la apnea del sueño

Por Consumer Reports -
Controle la apnea del sueño
CRÉDITO: THINKSTOCK

Si usted ronca, o duerme con alguien que lo hace, es aconsejable que averigüe si usted también tiene apnea del sueño. La afección puede provocar presión arterial alta y, posiblemente, diabetes tipo 2, que en ambos casos aumentan su riesgo de tener una enfermedad cardíaca.

Además, mientras que hasta uno de cada cuatro hombres y una de cada diez mujeres tienen la afección, los investigadores calculan que menos del 15% de esas personas han recibido un diagnóstico. A continuación, se indica cómo saber si tiene apnea del sueño y qué hacer si ese es el caso.

Reconozca los signos de advertencia

En la apnea del sueño obstructiva, los músculos y los tejidos de la parte inferior de la garganta colapsan y bloquean el flujo de aire a los pulmones. La persona que está durmiendo puede dejar de respirar durante 10 segundos o más. Los niveles de oxígeno en la sangre disminuyen, lo que dispara una alarma en el cerebro que hace que la persona que está durmiendo vuelva a respirar. El ciclo puede repetirse muchas veces en una hora. Cuando la respiración se detiene, el sistema nervioso provoca un pico de presión arterial. Además, la combinación de pérdida de sueño y períodos repetidos de falta de oxígeno puede inflamar las arterias coronarias. Esa inflamación, más los picos de presión arterial, pueden causar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares al dañar los vasos sanguíneos.

A pesar de que los hombres con sobrepeso enfrentan el mayor riesgo, las mujeres y las personas con peso normal también pueden desarrollar apnea del sueño. Por lo tanto, todas las personas que roncan deben estar atentas a estos signos:

* Enterarse por un cónyuge, una pareja o un compañero de cuarto de que, durante el sueño, usted tiene dificultades para respirar y, en ocasiones, parece dejar de respirar completamente.

* Levantarse cansado, incluso después de siete u ocho horas en la cama.

* Sufrir dolores de cabeza matutinos.

* Tener dificultades para mantenerse despierto en el trabajo, detrás del volante o mientras se relaja.

* Tener problemas para concentrarse.

Si tiene alguno de estos síntomas, hable con su médico. Para diagnosticar la afección, tiene que realizarse un estudio del sueño durante la noche que monitorea la actividad cerebral, la respiración, los niveles de dióxido de carbono y de oxígeno en la sangre, y la frecuencia y el ritmo cardíacos. Ahora es posible realizarse un estudio del sueño en su hogar, y nuestros consultores afirman que es una buena opción para los pacientes que no viven cerca de un laboratorio del sueño o que enfrentan una larga lista de espera para realizarse la prueba. Pero es mejor realizarse una prueba en el laboratorio porque es más exhaustiva.

Primero intente realizar cambios en su estilo de vida

Si tiene apnea del sueño leve, bajar las libras de más puede ayudar. En un estudio reciente, el 63% de las personas que perdieron un promedio de 23 libras con dieta y ejercicio se curaron de la apnea del sueño en comparación con el 35% que no se inscribieron en un programa para bajar de peso. Evitar el alcohol, los cigarrillos y los sedantes también puede ayudar, así como dormir de lado, ya que mantiene abiertas las vías aéreas.

En casos moderados y graves, el tratamiento más eficaz es la presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés). Una máscara conectada a una bomba hace ingresar aire dentro de la garganta para mantener abierta la vía aérea. Acostumbrarse a esto puede ser difícil, por lo cual es importante intentar usar diferentes máscaras hasta encontrar la que le resulte cómoda. Una alternativa es una boquilla que empuja la mandíbula inferior hacia adelante. Pero puede ser incluso más difícil acostumbrarse a esto y no da tan buenos resultados. Por lo general, la cirugía de garganta es una opción de último recurso, debido a que su eficacia es incierta y, con frecuencia, de corta duración.

Consulte nuestras calificaciones de los tratamientos para la apnea del sueño

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad