SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muertes por lesiones accidentales se redujeron un 30 por ciento entre niños

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Muertes por lesiones accidentales se redujeron un 30 por ciento entre niños

La mayor reducción se observó en los accidentes de coche; la asfixia en los bebés y las tasas de intoxicación aumentaron

LUNES, 16 de abril (HealthDay News) -- Las muertes accidentales entre niños y adolescentes se han reducido en 30 por ciento desde 2000, pero siguen siendo la principal causa de muerte entre niños y adolescentes, según estadísticas recientes publicadas el lunes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Más de 9,000 niños murieron de lesiones no intencionales en EE. UU. en 2009", señaló el lunes en una conferencia de prensa la subdirectora principal de los CDC Ileana Arias. "En EE. UU., la tasa de muerte por lesiones no intencionales en niños de hasta 14 años de edad fue la peor de todos los países de altos ingresos".

A la cabeza de la lista de lesiones no intencionales letales se hallaban los accidentes en vehículos motores, aunque la asfixia, el ahogamiento, la intoxicación, los incendios, las quemaduras y las caídas también contribuyeron a las muertes.

Un experto dijo que el análisis de los CDC era "alentador", pero señaló que estas cifras pueden y deben bajar incluso más.

El nuevo informe "resalta la necesidad de mayor educación e intervención comunitaria", aseguró el Dr. Estevan Garcia, director de medicina de emergencias pediátricas del Centro Médico Maimonides en la ciudad de Nueva York. "Esas lesiones son devastadoras para las familias, y se pueden prevenir".

Un análisis de datos del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales reveló que la tasa anual de mortalidad por lesiones no intencionales se redujo en 29 por ciento, de 15.5 por 100,000 personas a 11 por 100,000 personas.

La reducción se observó en todos los grupos de edad, excepto en los niños menores de un año, cuyas tasas aumentaron de 23 a casi 28 por cada 1,000 bebés de 2000 a 2009. Ese aumento fue en gran parte resultado de un aumento de 54 por ciento en los casos de asfixia, aunque las autoridades no están seguras de cuál es el motivo detrás del aumento.

Las muertes por intoxicación casi se duplicaron entre los adolescentes de 15 a 19 años durante la década, sobre todo como resultado de más sobredosis de fármacos recetados, añadieron los CDC.

"El panorama con los adolescentes no es tan distinto respecto a lo que sucede con los fármacos recetados en toda la población", señaló Arias. "Los analgésicos son el principal motor de esta tendencia, cosas como Vicodin, Percocet y Demerol".

Se observó un grato declive de 41 por ciento en las muertes relacionadas con los vehículos motores, aunque siguen conformando la mayor parte de muertes por lesiones no intencionales. Los expertos de los CDC acreditan a varios factores por el declive, entre ellos un mejor uso de los asientos de seguridad infantiles, y una adopción más generalizada y un fortalecimiento de las leyes de licencias de conducir graduadas, comentó Arias.

Desafortunadamente, los accidentes relacionados con vehículos motores siguen dando cuenta de la mitad de todas las muertes pediátricas por lesiones, apuntó.

Las tasas de muerte accidental también variaron entre los estados, desde un mínimo de menos de cinco muertes por cada 100,000 niños en Massachusetts y Nueva Jersey a un máximo de más de 23 muertes por cada 100,000 en Dakota del Sur y Mississippi.

Los CDC se asociaron con más de 60 organizaciones más para publicar un Plan nacional de acción para la prevención de lesiones infantiles.

Entre las medidas que comunidades, padres y cuidadores pueden tomar para mejorar la seguridad se hallan crear o elegir áreas de juego con superficies blandas para las caídas, asegurar que las viviendas cuenten con alarmas contra incendios que funcionen, asegurar que todos los niños usen un cinturón de seguridad o un asiento de seguridad adecuado cuando estén en un vehículo, y poner a bebés y niños pequeños a dormir solamente de espaldas sin juguetes blandos ni sábanas sueltas, enumeró la Dra. Julie Gilchrist, epidemióloga médica de la división de prevención de lesiones no intencionales de los CDC.

Todos los medicamentos, recetados y de venta libre, deben guardarse bajo llave y mantenerse lejos de niños y adolescentes, añadió.

Garcia también ofreció algunos consejos más para mantener a los niños seguros.

"Los padres también deben comprender que los ahogamientos ocurren no solo en piscinas ni al aire libre, sino que pueden ocurrir si se deja a un niño solo en la tina, aunque sea apenas unos segundos", anotó. "Los padres también pueden proteger a sus hijos al insistir que usen cascos y otros equipos de protección cuando monten bicicleta o patinetes".

Los hallazgos aparecen en la edición del 16 de abril de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Para más consejos sobre cómo mantener a los niños seguros, visite Safe Kids USA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad