SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Manejo de problemas de alimentación por sonda nasogástrica en niños

Por A.D.A.M. -

Descripción

La alimentación por sonda nasogástrica es una manera de darle alimento a su hijo usando una sonda de alimentación. Usted aprenderá a cuidar y lavar la sonda, a cuidar la piel y a preparar los bolos o a bombear los alimentos. Este artículo le ayudará a manejar esos pequeños problemas que pueden ocurrir durante la alimentación.

Qué esperar en el hogar

La alimentación por sonda nasogástrica es una manera de darle alimento a su hijo usando una sonda de alimentación. Las alimentaciones por sonda nasogástrica se volverán más fáciles para usted con la práctica. Su proveedor de atención médica le explicará todos los pasos que usted debe seguir con el fin de administrar las alimentaciones.

Usted aprenderá a cuidar y lavar la sonda, cuidar la piel y a preparar el bolo o a bombear los alimentos.

Algunas veces, un alimento no pasa de la manera planeada y es probable que se presente un problema menor. El proveedor le explicará todo lo que puede suceder y lo que debe hacer.

¿Con qué debo tener cuidado?

Siga las instrucciones sobre la forma de resolver problemas en caso de que se presenten. A continuación se mencionan algunas pautas generales.

Si la sonda se obstruye o se tapona:

  • Lávela con agua tibia.
  • Si tiene una sonda nasogástrica, quítela y reemplácela (necesitará medir de nuevo).
  • Utilice un lubricante especial (ClogZapper) si el proveedor le ha recomendado usarlo.
  • Asegúrese de triturar todos los medicamentos de una manera adecuada para evitar obstrucción.

Si el niño tose o trata de vomitar cuando usted introduce la sonda:

  • Apriete la sonda y retírela.
  • Consuele al niño y luego inténtelo de nuevo.
  • Asegúrese de introducir la sonda de la manera correcta.
  • Verifique que el niño esté sentado.
  • Verifique la colocación de la sonda.

Si su hijo presenta diarrea y cólicos:

  • Verifique que la leche maternizada esté mezclada adecuadamente y que esté tibia.
  • NO use leche maternizada que haya estado suspendida para la alimentación por más de 4 horas.
  • Reduzca la frecuencia de la alimentación o tome un descanso corto. (Asegúrese de lavar la sonda con agua tibia entre descansos).
  • Consulte con su proveedor acerca de antibióticos u otros medicamentos que puedan estar causándolos.
  • Inicie la alimentación cuando su hijo se sienta mejor.

Si su hijo tiene un malestar estomacal o está vomitando:

  • Verifique que la leche maternizada esté mezclada adecuadamente y que esté tibia.
  • Verifique que el niño esté sentado durante la alimentación.
  • NO use leche maternizada que haya estado suspendida para la alimentación por más de 4 horas.
  • Reduzca la frecuencia de la alimentación o tome un descanso corto. (Asegúrese de lavar la sonda con agua tibia entre descansos).
  • Inicie la alimentación cuando su hijo se sienta mejor.

Si su hijo está estreñido:

  • Suspenda la alimentación.
  • Hable con su proveedor acerca de un cambio de leche maternizada y agregar más fibra.

Si su hijo está seco (deshidratado), consulte con su proveedor respecto a un cambio de leche maternizada o la adición de más agua.

Si su hijo está bajando de peso, consulte con su proveedor acerca de un cambio de leche maternizada o de agregar más alimentaciones.

Si su hijo tiene una sonda nasogástrica y la piel está irritada:

  • Mantenga la zona alrededor de la nariz limpia y seca.
  • Pegue el esparadrapo hacia abajo sobre la nariz, no arriba.
  • Cambie de fosa nasal en cada alimentación.
  • Pregunte a su médico respecto a una sonda (tubo) más pequeña.

Si la sonda de alimentación Corpak del niño se desprende, llame al proveedor del niño. NO la vuelva a poner usted mismo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si usted nota que su hijo tiene:

  • Fiebre
  • Diarrea, cólicos o distensión abdominal persistentes
  • Llanto excesivo y dificultad para consolar al niño
  • Náuseas o vómitos frecuentes
  • Pérdida de peso
  • Estreñimiento
  • Irritación de la piel

Si su hijo tiene problemas para respirar, llame al número local de emergencias (911 en los EE. UU.).

Referencias

Mcclave SA. Enteral nutrition. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 216.

Shapiro JM, LeLeiko NS, Pinkos BA. Enteral nutrition. In: Wyllie R, Hyams JS, Kay M, eds. Pediatric Gastrointestinal and Liver Disease. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 89.

 

Publicidad