SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las pruebas sanguíneas para la inflamación podrían ayudar a prevenir el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Las pruebas sanguíneas para la inflamación podrían ayudar a prevenir el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular

Pero las pruebas descubrirían un riesgo en relativamente pocas personas, halla una revisión de la evidencia

MIÉRCOLES, 3 de octubre (HealthDay News) -- Entre las personas en alto riesgo de enfermedad cardiovascular, conocer los niveles en sangre de dos marcadores específicos de inflamación podría ayudar a prevenir un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular (ACV), según investigadores británicos.

Los dos marcadores, la proteína C reactiva y el fibrinógeno, son producidos por el hígado en respuesta a la inflamación del organismo. Los investigadores señalaron que si medir los niveles puede realmente evitar un evento cardiovascular es tema de debate científico.

El nuevo análisis sugiere que aunque esas pruebas podrían salvar a algunas personas de sufrir un ataque cardiaco o ACV, la proporción de los que se beneficiarían no sería grande. Entonces, el problema es si vale la pena que las pruebas se usen comúnmente.

"En un estudio de personas sin enfermedad cardiovascular conocida, calculamos que según las directrices actuales de tratamiento, se prevendría un resultado de enfermedad cardiovascular adicional durante un periodo de 10 años aproximadamente por cada 440 personas en quienes se evaluaran los niveles [de proteína C reactiva] o aproximadamente por cada 490 personas en quienes se evaluaran los niveles de fibrinógeno", señaló el investigador líder, el Dr. Emanuele Di Angelantonio, profesor de evaluación médica de la Universidad de Cambridge.

El informe aparece en la edición del 4 de octubre de la revista New England Journal of Medicine.

Para el estudio, el equipo de Di Angelantonio analizó 52 estudios que incluyeron a más de 246,000 personas sin antecedentes de enfermedad cardiovascular.

En este tipo de estudio, llamado metaanálisis, los investigadores intentan observar patrones de fuentes diversas para sacar una conclusión que usualmente no se incluyó en los estudios originales. Las debilidades de un metaanálisis son los problemas inherentes de los estudios individuales y la dificultad de encajar los datos.

En el nuevo análisis, el grupo halló que medir la proteína C reactiva y el fibrinógeno, junto con otras pruebas estándares como la presión arterial y el colesterol, en unas 13,000 personas identificadas con riesgo de enfermedad cardiovascular podría prevenir unos cuantos ACV y ataques cardiacos con el tiempo.

"Si se evaluara [la proteína C reactiva] o el fibrinógeno en personas consideradas en riesgo intermedio tras una exploración inicial con el uso exclusivo de los factores de riesgo convencionales, y si esa medida de un biomarcador de inflamación se uniera con la iniciación de [terapia con] estatinas, nuestros datos sugieren [que esa evaluación] podría ayudar a prevenir aproximadamente 30 eventos cardiovasculares adicionales en un periodo de diez años", apuntó Di Angelantonio.

El Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, y vocero de la American Heart Association, dijo que "muchos estudios anteriores han demostrado que las pruebas sanguíneas de la proteína C reactiva y el fibrinógeno, cuando se evalúan en aislamiento, predicen los eventos cardiovasculares posteriores".

"Sin embargo, no se ha definido bien qué tanto valor incremental ofrecen estas pruebas más allá de los modelos de riesgo tradicional y riesgo cardiovascular, algo que es tema de mucho debate", apuntó.

Este estudio sugiere que añadir la proteína C reactiva o el fibrinógeno a los factores de riesgo tradicionales mejora ligeramente la identificación del riesgo, comentó Fonarow.

"Sin embargo, el valor de las pruebas parece ser marginal", dijo. "Se calcula que habría que evaluar a entre 400 y 500 individuos en riesgo intermedio para prevenir un solo evento cardiovascular en un periodo de diez años".

Además, el costo de la prueba en comparación con su valor predictivo podría hacerla poco rentable, señaló Fonarow.

"El costo de las pruebas [de la proteína C reactiva] para la enfermedad cardiovascular es de aproximadamente 60 a 150 dólares, dependiendo de qué laboratorio se usa, y ese costo puede o no estar cubierto por los planes de salud", subrayó.

Más información

Para más información sobre la enfermedad cardiovascular, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad