SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La otitis del nadador le cuesta al país $500 millones al año

La otitis del nadador le cuesta al país $500 millones al año

Los CDC recomiendan tomar medidas para prevenir esta infección común relacionada con el agua

JUEVES, 19 de mayo (HealthDay News) Según un informe reciente del gobierno, la diversión del verano puede desplomarse si alguien de la familia contrae el oído de nadador, una infección común a la que anualmente se le atribuyen casi $500 millones en costos de atención médica en EE. UU.

El oído de nadador es el responsable de 2.4 millones de visitas médicas al año en los Estados Unidos, cada una de las cuales cuesta un promedio de $200, según el informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), publicado en la edición del 20 de mayo del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (Morbidity and Mortality Weekly Report).

"La mayoría de las personas piensa que el oído de nadador es una afección leve que desaparece rápidamente, pero esta infección común es responsable de millones de enfermedades y costos médicos sustanciales todos los años", comentó en un comunicado de prensa de los CDC Michael Beach, director adjunto para el agua saludable de los CDC. Y agregó que muchos de estos casos son prevenibles.

La causa de la afección dolorosa es el agua que se introduce en el oído al nadar, bañarse o realizar otras actividades con agua, y permanece mucho tiempo en el canal auditivo, lo que permite la multiplicación de los microbios. Las temperaturas cálidas y la humedad aumentan el riesgo de contraer oído del nadador, cuya causa suelen ser los microbios presentes en las piscinas, los lagos y otros centros recreativos de natación, explicaron los autores de los CDC.

La infección suele desaparecer con un régimen de gotas antimicrobianas para el oído, de venta con receta.

El informe, que según los CDC es el primero que analiza los costos asociados con el oído de nadador, halló que uno de cada 123 estadounidenses recibió tratamiento médico para el oído de nadador en 2007.

Los investigadores hallaron que los niños de entre 5 y 14 años de edad tuvieron la tasa más alta de visitas al médico entre 2003 y 2007; sin embargo, los adultos de 21 años y mayores representaron más de la mitad de las visitas.

Cuarenta y cuatro por ciento de los casos conocidos ocurrieron en junio, julio o agosto, y el Sur fue la región con las tasas más altas.

Los investigadores usaron la información de dos bases de datos nacionales para determinar el número de visitas de pacientes externos por causa del oído de nadador entre 2003 y 2007. Para calcular los costos de esas visitas, analizaron una base de datos de seguros correspondiente a millones de personas con seguro médico de su empleador. En el cálculo del costo se incluyó lo pagado por el asegurador, los costos de bolsillo del paciente y el precio de los tratamientos recetados.

Después de determinar que el costo promedio por paciente era de $200, los investigadores multiplicaron esa cantidad por los 2.4 millones de casos, para llegar al aproximado del costo total de salud por el oído de nadador.

"Al tomar medidas sencillas antes y después de nadar o entrar en contacto con el agua, se podría reducir enormemente el riesgo de contraer esta dolorosa infección", comentó Beach en el comunicado de prensa.

Estas recomendaciones incluyen:

  • Secarse los oídos después de nadar o ducharse.
  • Procurar mantener secos los oídos cuando se está cerca del agua.
  • No introducir objetos extraños en el canal auditivo ni eliminar uno mismo la cera de los oídos porque ambas cosas podrían irritar la piel del interior del oído y, posiblemente, provocar una infección.
  • Consulte con el médico si después de nadar debe usar gotas para los oídos a base de alcohol.

La comezón, la descamación, la hinchazón o el dolor de oídos podrían indicar que tiene oído de nadador. La recomendación de los expertos es que consulte con el médico si tiene estos síntomas o le drena líquido por los oídos.

Más información

Para averiguar más acerca del oído de nadador, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. (U.S. National Library of Medicine).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad