SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Cuidados personales para la preeclampsia

Por A.D.A.M. -

Descripción

La preclampsia es la presión arterial alta (hipertensión) y la presencia de proteína en la orina después de la semana 20 del embarazo. Puede ser leve o grave, pero el único tratamiento es el nacimiento del bebé.

Nombres alternativos

Toxemia - cuidados personales; HIE - cuidados personales; Hipertensión inducida por el embarazo - cuidados personales

Qué se debe esperar

Si usted ya ha pasado de las 37 semanas y su presión arterial es moderadamente elevada, su proveedor de atención médica probablemente le recomendará un parto prematuro. Esto puede implicar el hecho de recibir medicamentos para empezar (inducir) el parto o tener una cesárea.

Si usted tiene menos de 37 semanas de embarazo, el objetivo es prolongarlo, siempre y cuando sea seguro hacerlo. Hacerlo de esta manera, le permite a su bebé desarrollarse por más tiempo dentro de su vientre.

  • Si su preeclampsia es grave, es posible que necesite permanecer en el hospital para realizarle un monitoreo cuidadoso.
  • Si su preeclampsia es leve, es posible que pueda quedarse en casa con reposo en cama. Usted necesitará hacerse chequeos y exámenes frecuentes.

Reposo en cama y cuidados personales en el hogar

Cuando esté en casa, el proveedor con frecuencia le ordenará que reduzca su actividad física.

Su proveedor le dirá qué cantidad de líquido debe tomar cada día y qué otros cambios necesita hacer en su dieta. Es posible que deba reducir su consumo de sal.

Es posible que deba tomar medicamentos para bajar su presión arterial. Tome estos medicamentos de la manera que su proveedor se lo indique.

NO tome vitaminas adicionales, calcio, ácido acetilsalicílico (aspirin) ni otros medicamentos sin consultar con su proveedor primero.

A menudo, las mujeres que tienen preeclampsia no se sienten enfermas ni tienen síntomas. Sin embargo, tanto usted como su bebé pueden estar en peligro. Debe guardar reposo en cama para que usted y su bebé se mantengan lo más sanos posible. Usted puede estar incómoda y sentirse estresada, pero el reposo en cama será más fácil de manejar a medida que se acostumbre.

Los riesgos de la preeclampsia

Existen riesgos tanto para usted como para su bebé si usted presenta preeclampsia:

  • La madre puede tener daño en los riñones, convulsiones, o sangrado en el hígado.
  • El bebé puede ser muy pequeño (crecimiento restringido), y existe un riesgo mayor de que la placenta se separe del útero (desprendimiento de placenta) y de tener un bebé mortinato.

Vigilarla a usted y a su bebé

Mientras usted esté en casa, su proveedor podría pedirle que:

  • Mida su presión arterial
  • Vigile la cantidad de líquido que toma
  • Revise su peso
  • Observe qué tan seguido se mueve y patea su bebé

Su proveedor le enseñará a hacer estas tareas.

Usted necesitará visitar frecuentemente a su proveedor para asegurar que usted y su bebé estén bien. Probablemente tendrá:

  • Consultas con su proveedor una vez a la semana o más
  • Ecografías para vigilar el tamaño y movimiento de su bebé, y el líquido a su alrededor
  • Una prueba sin estrés para ver cómo va el bebé
  • Pruebas de sangre y orina

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor de inmediato si:

  • Tiene hinchazón de las manos, la cara o los ojos (edema)
  • De repente, aumenta de peso en 1 o 2 días, o aumenta más de 2 libras (1 kilogramo) en una semana
  • Tiene un dolor de cabeza que no desaparece o empeora
  • No orina con mucha frecuencia
  • Tiene náuseas y vómitos
  • Tiene cambios en la visión, como que no puede ver por un corto tiempo, ve luces o manchas intermitente, es sensible a la luz, o tiene visión borrosa
  • Siente mareos o se desmaya
  • Tiene dolor en el abdomen debajo de las costillas
  • Tiene dolor en el hombro derecho
  • Tiene dificultad para respirar
  • Presenta moretones con facilidad

Referencias

Sibai BM. Preeclampsia and hypertensive disorders. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 31.

Markham KB, Funai EF. Pregnancy-related hypertension. In: Creasy RK, Resnik R, Iams JD, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 48.

 

Publicidad