SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuidados personales con los colgajos e injertos de piel

Por A.D.A.M. -

Descripción

Un injerto de piel es un pedazo de piel sana extraída de un área del cuerpo para reparar piel dañada o faltante en otra parte del cuerpo. Esta piel no tiene su propia fuente de flujo de sangre.

Un colgajo de piel es piel y tejidos sanos que se desprenden parcialmente y se trasladan para cubrir una herida cercana.

  • Un colgajo de piel puede contener piel y grasa o piel, grasa y músculo.
  • A menudo, un colgajo de piel todavía está pegado a su sitio original en un extremo y permanece conectado a un vaso sanguíneo.
  • Algunas veces, un colgajo se traslada a un nuevo sitio y el vaso sanguíneo se reconecta quirúrgicamente. Esto se denomina un colgajo libre.

El área de donde se toma la piel se denomina sitio donante. Después de la cirugía, usted tendrá dos heridas, el injerto o el colgajo en sí y el sitio donante.

Aprender a cuidar los injertos y colgajos de piel puede ayudarles a sanar más rápidamente y reducir la cicatrización.

Nombres alternativos

Cuidados personales para un autotrasplante de piel; Cuidados personales para un trasplante de piel; Cuidados personales para un injerto de piel de grosor parcial; Cuidados personales para un injerto de piel de grosor total; Cuidados personales para un injerto parcial de piel; Cuidados personales para un FTSG (por sus siglas en inglés); Cuidados personales para un STSG (por sus siglas en inglés); Cuidados personales para colgajos locales; Cuidados personales para colgajos regionales; Cuidados personales para colgajos distantes; Cuidados personales para un colgajo libre; Cuidados personales para un autoinjerto de piel

¿Por qué se realiza una cirugía para un colgajo o un injerto de piel?

Los injertos de piel se utilizan para ayudar a sanar las heridas más graves como:

  • Heridas que son demasiado grandes para sanar por sí solas.
  • Quemaduras.
  • Pérdida de piel a raíz de una infección cutánea grave.
  • Cirugía para cáncer de piel.
  • Úlceras venosas, úlceras de decúbito o úlceras diabéticas que no sanan.
  • Después de una mastectomía o una amputación.

Los sitios donantes para injertos y colgajos se escogen con base en:

  • Qué tanto coincide la piel con el área de la herida.
  • Qué tan visible será la cicatriz del sitio donante.
  • Qué tan cerca está el sitio donante de la herida.

Con frecuencia, el sitio donante puede presentar más dolor después de la cirugía que la herida, debido a las terminaciones nerviosas recién expuestas.

Cuidados con los injertos o colgajos de piel

Necesitará cuidar del sitio del colgajo o del injerto al igual que del sitio donante. Cuando llegue a casa después de la cirugía, tendrá un vendaje en las heridas. El vendaje cumple varias cosas, como:

  • Proteger la herida de microbios y reducir el riesgo de infección.
  • Proteger el área mientras sana.
  • Absorber cualquier líquido que se filtre de la herida.

Para cuidar el sitio del injerto o del colgajo:

  • Necesitará descansar por varios días después de la cirugía mientras la herida sana.
  • El tipo de vendaje que tenga depende del tipo de la herida y dónde está.
  • Mantenga el vendaje y el área a su alrededor limpia y libre de suciedad o sudor.
  • No deje que el vendaje se moje.
  • No toque el vendaje. Déjelo en su lugar por el tiempo que el médico le recomiende (cerca de 4 a 7 días).
  • Tome cualquier medicamento o analgésico como se le indique.
  • Si es posible, trate de elevar la herida de manera que quede por encima del nivel del corazón. Esto ayuda a reducir la hinchazón. Necesitará hacer esto mientras esté sentado o acostado. Puede usar almohadas para apuntalar la zona.
  • Si su médico lo autoriza, puede utilizar una compresa de hielo sobre el vendaje para ayudar con la hinchazón. Pregunte con qué frecuencia se debe aplicar la compresa de hielo. Asegúrese de mantener el vendaje seco.
  • Evite cualquier movimiento que pudiera estirar o lesionar el colgajo o el injerto. Evite golpear o chocar el área.
  • Si tiene un vendaje con vacío, puede que tenga un tubo conectado. Si el tubo se cae, dígale al médico.
  • Probablemente irá al médico para que le cambie el vendaje en 4 a 7 días. Posiblemente necesite que el médico le cambie el vendaje del sitio del colgajo o del injerto un par de veces durante 2 a 3 semanas.
  • A medida que el sitio sane, probablemente usted pueda cuidarlo en casa. El médico le mostrará cómo cuidar de su herida y ponerse los vendajes.
  • El sitio puede presentar picazón mientras sana. No se rasque la herida ni hurgue en ella.

Para cuidar el sitio donante:

  • Deje el vendaje en su lugar. Manténgalo limpio y seco.
  • El médico retirará el vendaje en más o menos 4 a 7 días o le dará instrucciones sobre cómo quitarlo.
  • Después de retirar el vendaje, puede dejar la herida destapada. Sin embargo, si está en un área que está cubierta por ropa, necesitará cubrir el sitio para protegerlo. Pregúntele al médico qué tipo de vendaje puede utilizar.
  • No aplique ninguna crema ni loción a la herida a menos que el médico se lo indique. A medida que el área sana, puede presentar comezón y se pueden formar costras. No hurgue las costras ni se rasque la herida mientras sana.

Ducharse o bañarse

El médico le dirá cuándo puede bañarse después de la cirugía. Tenga en cuenta que:

  • Puede necesitar baños de esponja durante 2 a 3 semanas mientras las heridas estén en las etapas iniciales de la cicatrización.
  • Una vez que lo autoricen para bañarse, las duchas son mejores que los baños en la tina porque la herida no se sumerge en el agua. Empapar la herida podría hacer que ésta se vuelva a abrir.
  • Asegúrese de proteger los vendajes mientras se baña para mantenerlos secos. El médico puede sugerirle que se cubra la herida con una bolsa de plástico para mantenerla seca.
  • Si el médico lo autoriza, enjuague suavemente la herida con agua mientras se baña. No frote ni restriegue la herida. El médico puede recomendarle productos de limpieza especiales para usarlos en las heridas.
  • Seque el área alrededor de la herida dando palmaditas suaves con una toalla limpia. Deje que la herida se seque al aire.
  • No use jabones, lociones, polvos, cosméticos ni cualquier otro producto para el cuidado de la piel en la herida, a no ser que así lo indique el médico.

En algún momento durante el proceso de curación, ya no necesitará un vendaje. El médico le dirá cuándo puede dejar su herida destapada y cómo cuidarla.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • El dolor empeora o no mejora después de tomar analgésicos.
  • Tiene sangrado que no para después de 10 minutos con presión suave y directa.
  • El vendaje se afloja.
  • Los bordes del injerto o del colgajo comienzan a subir.
  • Siente que algo protruye del sitio del injerto o del colgajo.

También llame al médico si nota signos de una infección, tales como:

  • Aumento del drenaje de la herida.
  • El drenaje se torna espeso, café, verde o amarillo, o huele mal (pus).
  • La temperatura está por encima de 100°F (37.8°C) por más de 4 horas.
  • Aparecen rayas rojas que salen de la herida.

Referencias

Chu EA, Byrne PJ, Odland RM, Goding GS. Skin flap physiology and wound healing. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2010:chap 79.

MacNeal RJ, Messingham MJ, Arpey CJ. Skin grafting. In: Robinson JK, Hanke CW, Siegel DM, Fratila A, eds. Robinson: Surgery of the Skin. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2010:chap 19.

 

Publicidad