SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Causas y riesgos de la obesidad en niños

Por A.D.A.M. -

Descripción

Cuando los niños comen más de lo que necesitan, sus cuerpos almacenan las calorías extras en adipocitos para usarlas como energía más tarde. Si sus cuerpos no necesitan esta energía almacenada, desarrollan más adipocitos y pueden presentar obesidad.

No es un factor o comportamiento único lo que causa la obesidad. Esta es causada por muchas razones, incluyendo los hábitos de una persona, su estilo de vida y el ambiente. La genética y algunas afecciones también aumentan las probabilidades de una persona de resultar obesa.

Nombres alternativos

Sobrepeso en niños - causas y riesgos

Hábitos y comportamientos aprendidos

Los bebés y los niños pequeños son muy buenos para escuchar las señales de hambre y llenura de sus cuerpos. Ellos dejarán de comer tan pronto como sus cuerpos les indiquen que han consumido lo suficiente. Pero, algunas veces, un padre bien intencionado les dice que tienen que terminar con todo lo que hay en su plato. Esto los fuerza a ignorar su llenura y a comer todo lo que les sirven.

La manera en la que comemos cuando somos niños puede afectar tremendamente nuestros comportamientos alimenticios como adultos. Cuando repetimos estos comportamientos durante muchos años, se vuelven hábitos. Estos afectan lo que comemos, cuándo y cuánto comemos.

Otros comportamientos aprendidos abarcan el uso del alimento para:

  • Premiar buenos comportamientos
  • Buscar bienestar cuando nos sentimos tristes
  • Expresar amor

Estos hábitos aprendidos llevan a comer sin importar si tenemos hambre o estamos llenos. Muchas personas tienen gran dificultad para romper con estos hábitos.

Estilo de vida y ambiente

La familia, los amigos, las escuelas y los recursos de la comunidad en el ambiente de un niño refuerzan los hábitos de estilo de vida con respecto a la alimentación y la actividad.

Los niños están rodeados por muchas cosas que los pueden llevar fácilmente a comer en exceso y difícilmente a estar activos:

  • Los padres tienen menos tiempo para planear y preparar comidas saludables. Como resultado, los niños están comiendo más alimentos procesados y comidas rápidas que por lo regular son menos saludables que las comidas preparadas en casa.
  • Los niños ven hasta 10,000 anuncios de alimentos cada año. La mayoría de éstos son para dulces, comida rápida, gaseosas y cereales azucarados.
  • Actualmente, se procesan más alimentos ricos en grasa y que contienen demasiado azúcar.
  • Las máquinas dispensadoras y las rapitiendas (minimercados) facilitan el hecho de tener un refrigerio rápido, pero rara vez venden alimentos saludables.
  • Comer en exceso es un hábito reforzado por restaurantes que anuncian alimentos ricos en calorías y tamaños de porciones grandes.

En el hogar

Si uno de los padres tiene sobrepeso al igual que una alimentación y hábitos de ejercicio deficientes, es probable que el niño adopte los mismos hábitos.

Tiempo de pantalla, ver televisión, practicar juegos, enviar mensajes de texto y jugar en la computadora son actividades que requieren muy poca energía. Ellas pueden ocupar mucho tiempo y reemplazar la actividad física. Además, cuando los niños ven televisión, anhelan con frecuencia los refrigerios malsanos ricos en calorías que ven en los anuncios comerciales.

En la escuela

Las escuelas tienen un papel importante de enseñarle a los estudiantes acerca de las opciones de alimentos saludables y el ejercicio. Pero no todas las escuelas ofrecen opciones de alimento saludables o tiempo para la actividad física. Los dispensadores automáticos en las escuelas que venden refrescos y otras bebidas dulces le facilitan a los niños la selección de opciones malsanas.

En la comunidad

Tener una comunidad segura que apoye las actividades al aire libre en los parques o las actividades bajo techo en los centros comunitarios es importante para estimular la actividad física. Si uno de los padres siente que no es seguro permitirle a su hijo jugar afuera, es más probable que el niño realice actividades sedentarias en espacios interiores.

Trastornos alimentarios y obesidad en niños

El término trastornos alimenticio se refiere a un grupo de problemas médicos que tienen un enfoque malsano en comer, hacer dietas, bajar o subir de peso e imagen corporal. Ejemplos de trastornos de la alimentación son:

La obesidad y los trastornos alimentarios con frecuencia ocurren al mismo tiempo en las adolescentes y adultos jóvenes que pueden estar infelices con su imagen corporal.

Factores genéticos

Algunos niños están en mayor riesgo de obesidad debido a factores genéticos. Ellos han heredado genes de sus padres que los llevan a que sus cuerpos suban de peso fácilmente. Este habría sido un muy buen rasgo hace cientos de años, cuando el alimento era difícil de encontrar y las personas eran muy activas. Hoy, sin embargo, esto puede funcionar en contra de las personas que tienen estos genes.

La genética no es la única causa de obesidad. Para volverse obeso, los niños también deben comer más calorías de las que necesitan para crecer y obtener energía.

La obesidad puede estar relacionada con trastornos genéticos poco frecuentes, como el síndrome de Prader Willi.

Factores médicos

Ciertas afecciones médicas, como trastornos hormonales o el hipotiroidismo, y ciertos medicamentos, como los esteroides o los anticonvulsivos, pueden aumentar el apetito de un niño, lo cual con el tiempo aumenta su riesgo de obesidad.

Referencias

Gahagan S. Overweight and obesity. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 47.

Hoelscher DM, Kirk S, Ritchie L, Cunningham-Sabo L; Academy Positions Committee. Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: interventions for the prevention and treatment of pediatric overweight and obesity. J Acad Nutr Diet. 2013;113(10):1375-1394. PMID 24054714: www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24054714.

US Department of Agriculture Food, Nutrition, and Consumer Services. Healthier School Day: Tools for schools: Focusing on smart snacks. Updated October 3, 2016. www.fns.usda.gov/healthierschoolday/tools-schools-focusing-smart-snacks. Accessed October 25, 2016.

 

Publicidad