SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Candice Swanepoel: se cayó en la pasarela y quedó sangrando

Por -
Candice Swanepoel: se cayó en la pasarela y quedó sangrando
  • Nombre: Candice Swanepoel
  • Fecha de nacimiento: 20 de octubre de 1988
  • Altura: 5'7" pies - 1,75 m
  • Peso: 121 libras - 55 kilos 

La supermodelo Candice Swanepoel “aterrizó” en la pasarela durante el desfile de primavera de Givenchy que tuvo lugar esta semana en Nueva York. 

El ángel de Victoria’s Secret sufrió magullones (imagen abajo) en las rodillas, y cuando corrieron a asistirla hizo señas para que la dejaran sola. Muy profesional, se levantó y terminó su pasada, y aunque no se le notaba en la cara, seguramente tenía el amor propio un poco herido.

Lo que también resultó con heridas fueron sus rodillas, que sufrieron dos magullones importantes. ¿Cómo hay que curar este tipo de lastimaduras?

La Academia Americana de Médicos de Familia indica que la mejor manera de curar una cortadura raspadura o herida punzante es con agua fría. A pesar de que pueda parecer que conviene usar algo más fuerte sobre la herida (tal como agua oxigenada o un antiséptico) esto podría ser irritante. 

De ser posible, se debe dejar la zona lastimada bajo el chorro de agua o llenar una tina con agua fría y rociar agua sobre la herida ayudándose con un recipiente. Con jabón blanco y un paño suave se puede limpiar la piel que rodea la herida, tratando de evitar que el jabón toque la lastimadura para que no cause irritación.

Si en la herida quedaran residuos, astillas, polvo u otro tipo de objetos después del lavado, conviene removerlos con pinzas previamente esterilizadas con alcohol etílico.
Si la herida sangra, ayudará a limpiar las impurezas que eventualmente pueda tener. La mayoría de cortes pequeños o raspaduras dejan de sangrar al poco tiempo, pero las heridas en la cara, cabeza o boca suelen sangrar mucho porque están en zonas llenas de vasos sanguíneos.

Para parar el sangrado, aplica presión firme pero suave sobre la herida utilizando un paño limpio, papel tisú o un pedazo de gasa. Si la sangre empapa la gasa o el trapo que está sobre la herida, no se lo debe quitar sino agregar más gasa u otro trapo sobre lo que está y aplicar más presión. Si su herida es en un brazo o en una pierna, levantarla sobre el corazón ayudará a disminuir el sangrado.

Si una herida se deja al aire libre ayudará a mantenerse seca y sanar antes. Si está en una área que se va a ensuciar (tal como en la mano) o que puede irritarse por la ropa (tal como la rodilla) conviene cubrirla con una banda adhesiva (tipo band-aid) o con una gasa estéril y cinta adhesiva. 

El vendaje debería cambiarse a diario para mantener la herida limpia y seca. Una vez que se forme costra se deja sin tocar hasta que se caiga sola. Es la manera que tiene el cuerpo de crear su propio “vendaje protector”. 

Es necesario llamar al médico si las heridas se producen en la cara, si tienen los bordes muy abiertos, si tienen residuos que no se pueden retirar, si drenan líquido grisáceo, si el paciente levanta fiebre, si la zona que rodea la herida está adormecida o si el paciente no se puede mover con soltura.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad