SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Atención postratamiento de una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)

Por A.D.A.M. -

Descripción

Un ligamento es una banda de tejido que conecta un hueso con otro. El ligamento cruzado anterior (LCA) se localiza dentro de la articulación de la rodilla y conecta los huesos de la parte superior e inferior de la pierna.

Una lesión de LCA se produce cuando el ligamento se estira o desgarra. Una ruptura parcial del LCA se produce cuando sólo parte del ligamento se rompe. Una ruptura completa del LCA se produce cuando todo el ligamento se rompe en dos pedazos.

Nombres alternativos

Cuidados poshospitalarios para una lesión del ligamento cruzado; Cuidados poshospitalarios para una lesión del LCA

Más respecto a su lesión

El LCA es uno de varios ligamentos que ayudan a mantener estable la rodilla. Esto ayuda a mantener los huesos de la pierna en su lugar y permite que su rodilla se mueva hacia atrás y hacia adelante.

Una lesión de LCA puede ocurrir si usted:

  • Recibe un golpe muy fuerte del lado de la rodilla, como por un tackle en el fútbol americano.
  • Se tuerce la rodilla.
  • Se detiene rápidamente y cambia de dirección al correr, aterrizar de un salto o girar.

Los esquiadores y las personas que juegan baloncesto, fútbol americano o balompié son más propensos a sufrir este tipo de lesión. Las mujeres son más propensas a presentar desgarros en su LCA que los hombres al practicar actividades deportivas.

Qué se debe esperar

Es común escuchar un "chasquido" cuando se produce una lesión del LCA. Usted también puede presentar:

Si tiene una lesión leve, es posible que note que su rodilla se siente inestable o parece "aflojarse" al usarla. Las lesiones del LCA ocurren a menudo junto con otras lesiones de la rodilla, como lesiones en el menisco y el cartílago. Estas pueden necesitar tratamiento con cirugía.

Después de examinar la rodilla, el médico puede ordenar:

  • Una resonancia magnética de la rodilla. Una resonancia magnética es un dispositivo que puede tomar imágenes de los tejidos del interior de la rodilla. Las imágenes mostrarán si estos tejidos se han estirado o desgarrado.
  • Una radiografía para ver si hay algún daño en los huesos de la rodilla.

Si usted tiene una lesión de LCA, es posible que necesite:

  • Muletas para caminar hasta que la inflamación y el dolor mejoren.
  • Un dispositivo ortopédico para apoyar y estabilizar la rodilla.
  • Fisioterapia para ayudar a mejorar la movilidad de las articulaciones y la fuerza de las piernas.
  • Cirugía para reconstruir el ligamento cruzado anterior.

Algunas personas pueden vivir y desempeñarse normalmente con un desgarro en el LCA. Sin embargo, la mayoría de las personas sienten que su rodilla es inestable y puede "salirse" con la actividad. Las rupturas del LCA que no se reparan pueden llevar a un mayor daño en la rodilla.

Cuidados personales en el hogar

Siga el método R.I.C.E (sigla en inglés de Rest [Descanso], Ice [Hielo], Compression [Compresión] y Elevation [Elevation]) para ayudar a reducir el dolor y la inflamación:

  • Descanse la pierna y evite poner peso sobre esta.
  • Aplique hielo sobre la rodilla por 20 minutos a la vez 3 o 4 veces al día.
  • Comprima la zona envolviéndola con un vendaje elástico o una envoltura de compresión.
  • Eleve su pierna por encima del nivel del corazón.

Usted puede utilizar el ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn) para reducir el dolor y la hinchazón. El paracetamol (Tylenol) ayuda con el dolor, pero no con la hinchazón. Usted puede comprar estos medicamentos para el dolor en tiendas.

Hable con su médico antes de usar medicamentos para el dolor si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal o ha tenido úlcera gástrica o sangrado interno en el pasado. NO tome más de la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Actividad

Después de su lesión, no debe practicar deportes u otras actividades hasta que usted y su médico decidan qué tratamiento es el mejor en su caso.

Si le practican una cirugía para reparar el LCA:

  • Necesitará fisioterapia para recuperar el uso pleno de su rodilla.
  • La recuperación después de la cirugía puede llevar alrededor de seis meses. Sin embargo, usted debe ser capaz de realizar las mismas actividades que hacía antes.

Si no le practican la cirugía:

  • Tendrá que colaborar con un fisioterapeuta para disminuir la hinchazón y el dolor y recuperar la suficiente fuerza en su pierna para reanudar la actividad. Esto puede tardar varios meses.
  • Según su lesión, es posible que no sea capaz de realizar ciertos tipos de actividades que pudieran volver a lesionar la rodilla.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene un aumento en la hinchazón o el dolor o los cuidados personales no parecen ayudar.

Referencias

Amy E, Micheo W. Anterior cruciate ligament tear. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. St. Louis, MO: Elsevier Saunders; 2008:chap 55.

Honkamp NJ, Shen W, Okeke N, Ferretti M, Fu F. Knee. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller M, eds. DeLee & Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. St. Louis, MO: Elsevier Saunders; 2009:chap 23.

Miller III RH, Azar, FM. Knee injuires. In: Canale ST, Beaty JH, Daugherty K, Jones L, et al. Canale & Beaty: Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 45.

 

Publicidad