SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Antihistamínicos para las alergias

Por A.D.A.M. -

¿Qué son los antihistamínicos?

Son medicamentos que tratan los síntomas de las alergias. Cuando se toman por vía oral, vienen en forma de píldoras, tabletas masticables, cápsulas y líquidos.

¿Cómo ayudan los antihistamínicos?

Los antihistamínicos tratan estos síntomas de alergias:

  • La congestión, el goteo nasal, los estornudos o la picazón.
  • La hinchazón de las vías nasales.
  • La urticaria y otras erupciones cutáneas.
  • La picazón y la secreción de los ojos.

El tratamiento de los síntomas puede ayudarle a usted o a su hijo a sentirse mejor durante el día y dormir mejor por la noche.

¿Cómo tomar los antihistamínicos?

Según los síntomas, usted puede tomar antihistamínicos:

  • Todos los días, para ayudar a mantener los síntomas diarios bajo control.
  • Sólo cuando tenga síntomas.
  • Antes de exponerse a factores que a menudo le causan los síntomas de las alergias, tales como ciertas plantas o una mascota.

Para muchas personas con alergias, los síntomas son peores entre las 4 y las 6 de la mañana. Tomar un antihistamínico a la hora de acostarse puede ayudarlos a usted o a su hijo a sentirse mejor en la mañana durante la temporada de alergias.

¿Qué antihistamínico es apropiado para usted?

Usted puede comprar muchas marcas y formas de antihistamínicos diferentes sin receta médica.

  • Algunos funcionan durante sólo unas 4 a 6 horas, mientras que otros duran de 12 a 24 horas.
  • Algunos se combinan con un descongestionante, un medicamento que seca las fosas nasales.

Pregúntele al médico qué tipo de antihistamínico y cuál dosis exacta es adecuada para usted o su hijo. Verifique que entienda cuánto debe usar y cuántas veces al día. Asegúrese de leer la etiqueta cuidadosamente o pregúntele al farmaceuta si tiene preguntas.

  • Algunos antihistamínicos causan menos somnolencia que otros. Éstos abarcan cetirizina (Zyrtec), desloratadina (Clarinex), fexofenadina (Allegra) y loratadina (Claritin).
  • No beba alcohol cuando esté tomando antihistamínicos.

Igualmente recuerde:

  • Guardar los antihistamínicos a temperatura ambiente, lejos del calor, la luz directa y la humedad.
  • No congelarlos.
  • Mantener todos los medicamentos donde los niños no los puedan alcanzar.

Efectos secundarios de los antihistamínicos

Pregúntele al médico si los antihistamínicos son seguros para usted o su hijo, a qué efectos secundarios hay que estar atento y cómo pueden ellos afectar a otros medicamentos que usted o su hijo toman.

  • Se cree que los antihistamínicos son seguros para los adultos.
  • La mayoría de los antihistamínicos también son seguros para los niños mayores de 2 años.
  • Si usted está amamantando o está embarazada, consulte con el médico si los antihistamínicos son seguros para usted.
  • Los adultos que toman antihistamínicos deben saber cómo les afecta el medicamento antes de conducir o utilizar maquinaria.
  • Si su hijo está tomando antihistamínicos, asegúrese de que el medicamento no esté afectando la capacidad del niño para aprender.

Puede haber precauciones especiales para usar los antihistamínicos si usted tiene:

  • Glaucoma
  • Próstata agrandada o problemas para orinar
  • Epilepsia
  • Hiperactividad de la tiroides
  • Cardiopatía o hipertensión arterial
  • Diabetes

Los efectos secundarios de los antihistamínicos pueden incluir:

  • Mareo
  • Resequedad en la boca
  • Sentirse nervioso, excitado o irritable
  • Cambios en la visión, como visión borrosa
  • Disminución del apetito

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Su nariz está irritada, tiene hemorragias nasales o si tiene cualquier otro síntoma nasal nuevo.
  • Los síntomas de la alergia no están mejorando.
  • Tiene problemas para tomar antihistamínicos.

Referencias

Corren J, Baroody FM, Pawankar R. Allergic and nonallergic rhinitis. In: Adkinson NF Jr., Bochner BS, Burks AW, et al., eds. Middleton's Allergy Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013: chap 42.

Greiner AN, Hellings PW, Rotiroti G, Scadding GK. Allergic rhinitis. Lancet. 2011;378(9809):2112-2122.

Wasserman SI. Approach to the person with allergic or immunologic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders Elsevier; 2011:chap 257.

 

Publicidad