SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tomar transporte público mantiene la figura

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Tomar transporte público mantiene la figura

Un estudio señala que cuando las ciudades crean o mejoran los sistemas públicos de tren ligero, benefician las cinturas de sus ciudadanos.


Los investigadores anotaron que sacar a la gente de su automóvil y hacerlos caminar desde y hasta las estaciones de transporte público quema calorías.

"Los sistemas de transporte sobre ferrocarril ofrecen un beneficio moderado para la salud pública porque crean más oportunidades para caminar en el trayecto diario entre la casa y la oficina", señaló Robert Strokes, coautor del estudio y coordinador del Programa de Estudios Ambientales Urbanos de la Universidad Drexel de Filadelfia. "Este beneficio, si se agrega a nuestra sociedad, no es para nada inconsecuente y debe hacer parte de cualquier conversación sobre costos y beneficios de la planeación y las políticas de uso de terrenos y de transporte público".

El estudio fue financiando en parte por los Institutos Nacionales de Ciencias de la Salud Ambiental y aparece publicado en la edición de agosto de la American Journal of Preventive Medicine.

Para el estudio, el equipo de Stokes encuestó a unas 500 personas de Charlotte, Carolina del Norte, antes y después de que la ciudad terminara su sistema de tren ligero.

Las preguntas incluyeron el nivel de actividad física, el peso y la estatura, la percepción del ambiente del vecindario y el uso del transporte público antes y después de la aparición del tren ligero, así como los planes de uso y el uso real del mismo.

Los investigadores hallaron que, en promedio, una persona común y corriente que sabe el sistema para ir y volver de su trabajo perdió en promedio 2.9 kg (6.45 lb) en un período de 12 a 18 meses. Además, la gente que usó el sistema de tren ligero tuvo un riesgo 81 por ciento menor de ser obesa que la gente que no usó el sistema.

"Ofrecer opciones de transporte público planeadas de manera inteligente para zonas metropolitanas de crecimiento rápido y caótico puede reducir la prevalencia de obesidad, que se ha relacionado intensamente con el tiempo que uno pasa en el automóvil", señaló Stokes. "Los planificadores de tránsito necesitan sentarse con los planificadores municipales y las agencias de seguridad para crear ambientes de transporte público atractivos y seguros que maximicen el uso del tren ligero", agregó.

En este momento, operan 32 sistemas de tren ligero en áreas metropolitanas principales de los EE. UU. y generan más de 200 millones de viajes al año, aseguró Stokes.

Scott C. Brown, profesor asistente de investigación del Centro de Estudios de Familia de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, coincidió en que "el transporte masivo puede crear incentivos para que más gente sea activa físicamente".

Brown anotó que algunos estudios han demostrado que el tiempo que se pasa en el automóvil se relaciona con una mayor prevalencia de obesidad.

"Otros estudios hallan que la disponibilidad del transporte público se relaciona con un mayor nivel de actividad física", dijo.

Más información

Para más información sobre la obesidad, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

¡Denos su opinión y reciba $10!

¡Nos complace anunciar que tiene la oportunidad de ganar premios en efectivo y otros premios por solamente contarnos acerca de su salud!

Tómese unos minutos para informarnos acerca de su salud y si califica recibirá $10.00 en EFECTIVO.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad