SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Trucos para proteger los ojos del frío intenso

Por -
Trucos para proteger los ojos del frío intenso
Thinkstock | Foto: THINKSTOCK

El invierno maltrata los ojos provocando una serie de molestias. La calefacción, la nieve y el viento son algunos de los enemigos frecuentes en esta época. Un experto brinda consejos sencillos para protegerlos y aliviar esos síntomas.

El invierno se siente en todo el cuerpo. No sólo podemos pescar una gripe o resfriado: se reseca la piel, el pelo y nuestros ojos son castigados por el clima frío y seco, que puede provocar en éstos una lubricación deficiente y, por ende, visión borrosa, picazón y ardor.

Entonces, también hay que tomar precauciones para cuidar la vista en invierno. La calefacción, sobre todo en espacios pequeños o cerrados, puede incrementar la sequedad ambiental y causar problemas en los ojos.

Otro gran enemigo es la nieve. Ésta refleja más del 80% de la luz solar, incluida la radiación ultravioleta. En ese sentido, los especialistas advierten que la sobreexposición produce la irritación intensa de la superficie de la cornea y la conjuntiva, y a raíz de esto, pueden producirse pequeñas úlceras corneales.

El Doctor Fernando Llovet, experto de la Clínica Baviera, en España, aconseja:

  • Usar anteojos antirreflejos si se está expuesto a la nieve
  • Parpadear con frecuencia para incentivar la producción de lágrima natural
  • Usar lágrimas artificiales en caso de sentir ardor, cansancio o sensación de cuerpo extraño en el ojo
  • No frotar los ojos
  • Lavarlos con suero fisiológico
  • Supervisar la calefacción en cada temporada
  • Utilizar humidificadores de ambiente y ventilar

"En el caso en el que cualquiera de los síntomas persista y no se solucione con estos consejos, es necesario acudir a un oftalmólogo para evitar que aparezca una afección de mayor gravedad", recomienda el Dr. Llovet.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad