SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Extirpan ojo sano a bebé por “error”

Por -
Extirpan ojo sano a bebé por “error”

Fernando Jonathan, de 14 meses, fue ingresado el pasado 26 de junio en el área de oftalmología de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ciudad Obregón, Sonora, para ser sometido a una operación en la que le extirparían el ojo izquierdo por un tumor canceroso que tenía, sin embargo, el ojo que le quitaron fue el derecho. El caso de presunta negligencia médica ha causado gran revuelo.

“Dejaron ciego a mi hijo de un año de edad, le extirparon el ojo equivocado”, denunció la madre del menor, Marlene Ayala Quijano en una página de noticias en Facebook, en la que además escribió: “Quiero hacer una denuncia sobre una negligencia médica en el IMSS unidad UMAE. (Especialidades) de Ciudad Obregón, ya que el Doctor Armando Cisneros Espinoza (oftalmólogo), intervino quirúrgicamente a mi hijo de un año de edad, ya que mi niño tiene un tumor en su ojo izquierdo y se lo tenían que extraer, al final de la cirugía realizada el pasado viernes por la tarde, me dicen que le extrajeron el ojo derecho justificándose como que en ese ojo tenía un tumor, mi esposo y yo contamos con los estudios donde consta y demostramos que era el ojo izquierdo donde tiene el tumor y por error de ellos le quitaron el otro”.

Los padres afirman que se trata de una negligencia médica y refiere que su diagnóstico era de retinoblastoma (tumor canceroso que se desarrolla en la retina) del grupo E en el ojo izquierdo y glaucoma congénito en el derecho. Precisaron que hace tres meses su hijo comenzó el tratamiento por el tumor del ojo izquierdo y fue sometido a varias sesiones de quimioterapia, mismas que no arrojaron resultados favorables por lo que se decidió realizar la intervención quirúrgica.

"Me llama el doctor y me dice que le retiró el ojo derecho y yo le digo: ¿pero por qué hizo eso cuando el izquierdo era el que estaba enfermo? El doctor me responde que había un tumor en el ojo derecho. Mi hijo tenía hechos los estudios, la resonancia y no había ningún tumor, era su ojo sano", sostuvo Marlene Ayala a Milenio Televisión.

“El día de la operación, a la media hora, nos dijeron que nos podíamos llevar al niño, pero nos negamos porque ni siquiera había despertado de la anestesia y mi marido y yo, decidimos que no abandonaríamos el hospital hasta escuchar un diagnóstico confiable tras la operación”, añadió en su relato la dolida madre de familia.

Y ahora, agregó, “el doctor Cisneros me dice que el niño no ha perdido la vista completamente porque con el ojo izquierdo tiene visibilidad, lo cual no es cierto porque todos los estudios demuestran que el ojo está calcificado y tiene infiltraciones al nervio óptico”.

En conferencia de prensa, el cirujano Jaime Zaldívar Cervera, jefe de Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE), informó que el oftalmólogo Armando Cisneros Espinosa ya estaba suspendido de toda actividad profesional y que la instrucción de la dirección general del IMSS era llegar hasta las últimas consecuencias.

“El niño fue operado el viernes pasado y por razones que estamos investigando, durante la intervención el médico tratante decidió extirpar el ojo derecho y no el izquierdo como se les había informado a los padres, quiero decir esto con toda claridad, el doctor debió haber salido del quirófano a consultar a los familiares del menor antes de tomar esa decisión, no siguió los protocolos del IMSS y por esa razón el doctor está suspendido, está siendo investigado y se llegará hasta las últimas consecuencias”, recalcó Jaime Saldívar.

“El niño tiene un cáncer embrionario, maligno y congénito, que desafortunadamente está en la etapa más avanzada para este tipo de casos; esta afección por su naturaleza, tiende a afectar, no sólo los dos ojos del paciente, sino también quiero decirles, y con mucho cuidado, esto representa un riesgo a la salud y el futuro del niño en general”, lamentó el médico.

Afirmó que el compromiso del IMSS es que Fernando Jonathan recibirá los mejores cuidados posibles, además que tendrá garantizada la atención médica de por vida.

En tanto, los padres del menor ya presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una averiguación sobre el caso.

Más sobre el retinoblastoma y el glaucoma congénito

El retinoblastoma es un tipo de cáncer del ojo poco común que se origina en la retina, la capa de células sensibles a la luz que recubren la parte posterior del ojo y convierte los rayos de luz en impulsos eléctricos. El Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. refiere que se puede presentar a cualquier edad, sin embargo, aparece con mayor frecuencia en los niños menores de 2 años y puede estar en un solo ojo (unilateral) o en ambos ojos (bilateral).

Las opciones de tratamiento dependen del tamaño y localización del tumor. Los tumores pequeños se pueden tratar por medio de cirugía con láser o crioterapia. Se utiliza radiación para los tumores más grandes y se puede necesitar quimioterapia si el tumor se ha diseminado más allá del ojo. Es posible que sea necesario extirpar el ojo (un procedimiento llamado enucleación).

El glaucoma congénito, de acuerdo con la Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, se presenta al nacer y es relativamente infrecuente, 1 de cada 10,000 nacimientos. Es el resultado del desarrollo incorrecto o incompleto de los conductos de drenaje de los ojos durante el período prenatal. Los síntomas más comunes son lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz y corneas grandes y nubladas que pueden hacer que el iris parezca opaco.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad