SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tenía dolor de oído; le extraen un ciempiés

Por -
Tenía dolor de oído; le extraen un ciempiés
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Grant Botti, un adolescente de 14 años que vive en Arkansas, Estados Unidos dormía tranquilamente en su cama hasta que una extraña molestia en su oído lo despertó, por más que intentaba conciliar el sueño no lo lograba y al pasar de los minutos le era aún más difícil tolerar el dolor. Nunca se imaginó que era lo que estaba ocasionando su sufrimiento.

El joven no soportó más y corrió a pedirle ayuda a su madre, Angela. Ella miro dentro de su oído y lo que encontró los dejó aterrados: era un ciempiés de color negro y cuatro pulgadas de largo.

Angela colocó el ciempiés aún con vida en una bolsa de plástico y llevó a su hijo a la sala de urgencias del Saline Memorial. Los médicos encontraron abrasiones (daño o herida superficial) en el tímpano y el oído probablemente causados por el ciempiés.

En declaraciones a la televisora local KATV, Angela dijo que no sabía de dónde había provenido el ciempiés, pero que su hijo había estado nadando al aire libre recientemente. Los médicos del hospital comentaron que habían visto a pacientes con todo tipo de cosas en sus oídos, pero nunca un ciempiés.

De acuerdo con la Academia Americana de Otorrinolaringología, Cirugía de Cabeza y Cuello, un cuerpo extraño en el oído puede ser cualquier objeto pequeño alojado en el conducto auditivo (el tubo que va desde el tímpano hacia el exterior del oído) que normalmente no estaría allí. A veces un insecto puede entrar o volar dentro del oído. Generalmente, la persona siente algo raro o incómodo en su conducto auditivo.

Un cuerpo extraño en el oído puede afectar la audición. Podría haber olor si el cuerpo extraño lesiona el conducto auditivo o el tímpano, o si causa infección del conducto auditivo externo (otitis externa). También podría haber zumbido en el oído y, a veces, tos seca continua. Si un insecto entra al conducto auditivo, una persona podría sentir zumbido o una sensación de cosquilleo y el insecto podría picar o morder dentro del conducto auditivo.

Si un insecto entra al conducto auditivo, se recomienda no colocar el dedo dentro del oído ya que el insecto podría picar o morder. Girar la cabeza de manera que el oído afectado apunte hacia arriba podría ayudar a que el bicho salga por sí solo, pero si no lo hace, podría colocar unas gotas de aceite mineral dentro del oído para ahogar al insecto. Si el cuerpo extraño no es blando ni puede quitarse fácilmente, deberías ponerte en contacto con tu médico para que lo saque.

La mayoría de los cuerpos extraños en el oído no dejan problemas una vez que se han sacado. Ten presente que cualquier método que se intente en el hogar para sacar el cuerpo extraño del conducto auditivo (por ejemplo, usar pinza de depilar o hisopos) podría ocasionar la perforación de tímpano, que además de ser dolorosa, sería causa de pérdida de audición.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad