SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vivir cerca de una autopista podría ser malo para su presión arterial

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Vivir cerca de una autopista podría ser malo para su presión arterial

La contaminación y el ruido del tráfico podrían estar vinculados con ese riesgo más elevado, dicen los investigadores

Vivir cerca de una autopista principal podría aumentar su riesgo de hipertensión, según un estudio reciente.

De más de 5,000 mujeres postmenopáusicas, las que vivían a una distancia máxima de 109 yardas (casi 100 metros) de una carretera con mucho tráfico tenían un riesgo un 22 por ciento mayor de contraer hipertensión que las mujeres que vivían al menos a media milla (805 metros).

"Los resultados de este estudio enfatizan la importancia del entorno físico sobre nuestra salud y bienestar", dijo el investigador principal, Gregory Wellenius, profesor asistente de epidemiología en la Faculta de Salud Pública de la Universidad de Brown, en Providence, Rodhe Island.

Wellenius advirtió que este estudio no demuestra que vivir cerca de una autopista cause hipertensión, sino que solamente muestra una asociación entre las dos cosas.

Sin embargo, dado que la mayoría de los estadounidenses viven en zonas urbanas, comprender el vínculo entre dónde viven las personas y su salud es vital, señaló.

"Aproximadamente el 80 por ciento de las personas en los EE. UU. viven ahora en las ciudades, de modo que comprender las consecuencias para la salud del entorno urbano en que vivimos es importante para los individuos, las autoridades de salud pública y los planificadores de ciudades", dijo.

Una pieza que falta en el rompecabezas es saber por qué vivir cerca de una carretera con mucho tráfico podría aumentar la presión arterial, indicó.

Wellenius especuló que podría "ser potencialmente debido a la exposición a niveles más altos de contaminación ambiental o de ruido relacionados con el tráfico. En este estudio, no pudimos distinguir entre estas dos posibilidades", dijo.

Sin embargo, varios estudios han relacionado la contaminación atmosférica del tráfico con un riesgo más alto de enfermedades cardiacas e hipertensión, señaló. "Varios estudios han mostrado una asociación entre la exposición al ruido crónico y la hipertensión", añadió Wellenius.

Aparte de alejarse del tráfico, hay poco que se pueda hacer para reducir el riesgo, comentó.

"El mejor consejo para los individuos que pudieran estar preocupados es que reduzcan su riesgo general de hipertensión manteniendo un peso sano, haciendo ejercicio regularmente, comiendo una dieta saludable y que no fumen", dijo Wellenius.

El informe aparece el 1 de octubre en la revista Journal of the American Medical Association.

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que "la hipertensión es un importante factor de riesgo modificable de ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal y muerte prematura por enfermedades cardiacas".

Estudios anteriores han sugerido que vivir cerca de carreteras principales podría asociarse con un riesgo mayor de hipertensión, pero no todos los hallazgos han sido consistentes, comentó.

"Se necesitan más estudios para ver si las estrategias para reducir la exposición al ruido del tráfico y a la contaminación atmosférica relacionada con el tráfico pueden reducir el riesgo de hipertensión", dijo Fonarow.

Para realizar el estudio, Wellenius y sus colaboradores recogieron datos de un poco más de 5,400 mujeres que vivían en el condado de San Diego en California, que participaron en la Iniciativa de Salud de las Mujeres.

Los investigadores buscaron un vínculo entre la hipertensión y la distancia a que las mujeres vivían de una autopista. Observaron distancias que variaban entre 100 yardas (unos 91 metros) y más de media milla (unos 805 metros).

Para asegurarse de que estaban probando la asociación entre la cercanía a una autopista y la presión arterial, los investigadores tomaron en cuenta otros factores, como la edad, la etnia, fumar, el nivel educativo, los ingresos, el colesterol, el peso y la estatura, la diabetes, la actividad física y la calidad de la comida local.

Más información

Visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. para más información sobre la hipertensión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad