SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Verdadero o falso? Cuando los niños dicen que están demasiado enfermos para ir a la escuela

¿Verdadero o falso? Cuando los niños dicen que están demasiado enfermos para ir a la escuela

El consejo de una experta sobre cuándo dejar al niño en casa

LUNES, 22 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- Cuando comienza la escuela, es solo cuestión de tiempo antes de que los padres tengan que enfrentarse a un niño que no se siente suficientemente bien como para asistir.

Si su hijo se queja de un dolor de cabeza, es probable que no esté fingiendo, afirmó la Dra. Jennifer Caudle, profesora asistente de medicina familiar de la Facultad de Medicina Osteopática de la Universidad de Rowan, en Stratford, Nueva Jersey.

El estrés, la falta de sueño o los cambios en la dieta pueden contribuir a los dolores de cabeza en los niños a inicios del nuevo año escolar, apuntó en un comunicado de prensa de la universidad.

La mayoría de dolores de cabeza se pueden tratar con medicamentos de venta libre. Los padres deben buscar atención médica si su hijo tiene un dolor de cabeza relacionado con una lesión.

También se necesita atención médica si el niño que se queja de dolor de cabeza tiene fiebre y rigidez en el cuello, o si la vista se ve afectada, si el dolor de cabeza no se va o si hace que el niño falte a la escuela o a otras actividades, añadió.

Al gestionar cualquier tipo de enfermedad "los padres deben poder evaluar con rapidez si el niño está suficientemente bien como para ir a la escuela, si se debería quedar en casa o si debe ir al médico", planteó Caudle.

Cuando los niños tienen un resfriado, en general es mejor que descansen, sugirió. La tos, los estornudos, el escurrimiento nasal, la presión en los senos nasales, el dolor de garganta leve y los dolores corporales no solo hacen que concentrarse en el aula resulte difícil, sino que un niño también puede contagiar el virus del resfriado a los demás.

Los niños con fiebre sin duda se deben quedar en casa, dijo Caudle. Aconseja a los padres que administren medicamentos de venta libre para niños y llamar al médico si los síntomas empeoran o no mejoran. Si una fiebre ya alta aumenta o continúa durante más de 24 horas, también hay que llamar al médico.

Si sospecha que su hijo tiene conjuntivitis, que se contagia con facilidad, déjelo en casa. Llame al médico para un tratamiento, que por lo general son gotas de ojos antibióticas. El médico le dirá cuándo puede volver su hijo a la escuela.

Los niños que están vomitando o tienen diarrea no deben ir a la escuela. Pueden deshidratarse rápidamente, así que hable de los síntomas con el médico. Introduzca poco a poco líquidos y alimentos suaves. Es particularmente importante comunicarse con el médico si los vómitos o la diarrea persisten durante 24 horas, si el niño tiene fiebre, o si hay sangre en el vómito o las heces, dijo Caudle.

"Si tiene dudas sobre la gravedad de la enfermedad de su hijo, o si su hijo sufre de una enfermedad subyacente que le haga particularmente susceptible a las afecciones anteriores, más vale prevenir que lamentar y comunicarse con el médico de su hijo para que le dé consejos", planteó Caudle.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) explica cómo prevenir la propagación de enfermedades en la guardería y la escuela.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad