SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ver películas para mayores de 17 años aumenta las probabilidades de tabaquismo en los adolescentes

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -

Aún así, un estudio halla que los padres de apenas uno de cada tres no les permiten ver esas películas

MARTES 7 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según un estudio reciente, los adolescentes a los que se permite ver películas para mayores de 17 tienen más probabilidades que comenzar a fumar que los adolescentes cuyos padres les impiden ver contenido para personas mayores en las películas.

De hecho, los autores del estudio calcularon que si a los niños entre diez y catorce años se les prohibiera completamente ver películas de clasificación R, el riesgo de comenzar a fumar se reduciría tres veces.

Sin embargo, el estudio halló que a apenas uno de cada tres adolescentes estadounidenses se les prohíbe ver películas de clasificación R, que en el cine están restringidas a adolescentes a partir de los 17 años, a menos que estén acompañados de un adulto.

"Al ver películas populares, los jóvenes resultan expuestos a muchas conductas arriesgadas, como fumar, que rara vez se presenta como algo que tiene consecuencias negativas para la salud y, con más frecuencia, como algo positivo o atractivo hasta cierto punto. Estudios anteriores han demostrado que los adolescentes que ven fumar en las películas tienen más probabilidades de comenzar a hacerlo", asegura Rebecca de Leeuw, estudiante de doctorado de la Universidad Radboud de Nimega (Países Bajos).

"Nuestros hallazgos indican que las restricciones paternas a las películas de clasificación R se relacionaban directamente con un riesgo más bajo de iniciación al tabaquismo, aunque también indirectamente por cambios en la búsqueda de sensaciones de los niños", agregó Leeuw.

"La búsqueda de sensaciones se relaciona con mayor riesgo de inicio del tabaquismo. Sin embargo, los niños cuyos padres les restringen las películas para mayores de 17 tuvieron menos probabilidades de desarrollar niveles elevados de búsqueda de sensaciones y, de manera subsiguiente, en menor riesgo de aparición del tabaquismo", explicó.

Los hallazgos del estudio están programados para su publicación en la edición de enero de Pediatrics.

En el estudio se incluyeron datos de una muestra aleatorizada de 6,522 niños estadounidenses de entre diez y catorce años de edad. La edad promedio de los niños al inicio del estudio fue de doce.

Se les dio seguimiento durante dos años y se les aplicaron reevaluaciones periódicas a los ocho, 16 y 25 meses para determinar si habían comenzado a fumar durante ese período.

Apenas el 32 por ciento de los niños informó que sus padres les prohibía terminantemente ver películas de clasificación R al comienzo del estudio.

Los investigadores hallaron que el porcentaje de niños que estaban dispuestos a intentar fumar aumentó a la par con el nivel de permisividad de sus padres respecto a las películas de clasificación R. Apenas cerca del ocho por ciento de los niños que nunca habían visto una película para mayores de 17 había intentado fumar durante el período del estudio, mientras que cerca de treinta por ciento de los que sí podían ver estas películas "todo el tiempo" había intentado fumar.

Los investigadores pensaron que las actitudes para otorgar permiso de los padres, junto con la exposición a conductas que buscaban sensaciones en las películas, probablemente influyó sobre el mayor riesgo de tabaquismo de los adolescentes.

"El estudio realmente complementa el trabajo que ha demostrado que la exposición regular al tabaquismo en las películas incrementa las probabilidades de que un adolescente comience a fumar", aseguró la Dra. Deborah Moss, profesora asistente de pediatría del Hospital Infantil de Pittsburgh.

"Los padres no deberían tenerle miedo a decir no. Restringir la exposición a las películas de clasificación R reduce el tabaquismo, una conducta de entrada para otras. [Prohibir las películas de clasificación R] es otra cosa que los padres pueden hacer para criar adolescentes saludables", agregó Moss.

"Muchos padres reducen sus restricciones sobre las películas de clasificación R durante la adolescencia, aunque nuestros resultados sugieren que continuar la restricción es una manera efectiva de reducir el riesgo de iniciación del tabaquismo de estos niños", anotó Leeuw.

Además, según Leeuw, los autores del estudio consideran que los teatros de cine y las tiendas de video deberían ayudar a los padres a hacer cumplir las reglas de que nadie menor de 17 pueda ver o alquilar una película no apta para su edad sin el consentimiento de un padre que esté presente.

"Esto podría evitar que los niños vean películas de clasificación R sin el conocimiento de sus padres", agregó.

Más información

Para saber más sobre cómo evitar que los niños empiecen a fumar, visite la Asociación Estadounidense de Neumología.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad