SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Varios deportistas beben orina para rendir más

Por -
Varios deportistas beben orina para rendir más

Varios deportistas famosos confesaron haber bebido su propia orina, un desecho al que consideran “milagroso” aunque no hay ninguna evidencia de que haya mejorado su performance. ¿Qué hay detrás de esta práctica controversial llamada orinoterapia y qué dicen los médicos?

Las conductas de las celebridades son seguidas de cerca por la gente. Ellos marcan tendencias y despiertan interés con su hábitos que a menudo son imitados, algunos son raros y pueden generar rechazo, como la idea de beber la propia orina.

Varios atletas saltaron a los medios de comunicación tras confesar haber bebido su propio pis. Ben Jones, jugador de fútbol americano de los Texanos de Houston, dijo que bebió una taza de su orina durante la pre-temporada, y que lo hizo por una apuesta que lo involucraba con todo el equipo. Aunque a él lo llevó un desafío, hay muchos que lo hacen para mejorar su rendimiento.

Juan Manuel Márquez (foto, arriba) el campeón mexicano de boxeo mostró en un documental de HBO en 2009 en vivo, cómo tomaba su orina y lo justificó diciendo que le estaba dando buen resultado, y que “Si bebes vitaminas o proteínas y las pierdes cada vez que vas al baño, ¿por qué no ponerlas de nuevo en tu cuerpo vía oral? " dijo mientras mostraba el ritual.

Pero al poco tiempo, perdió su pelea frente a Floyd Mayweather. A pesar de esto, sigue considerando que es beneficioso beber la orina, aunque no ha incitado a otros a hacerlo.

El luchador brasileño-japonés de artes marciales y campeón de UFC, Lyoto Machida, dijo en una entrevista que estaba bebiendo orina como terapia porque es parte de una tradición familiar. "Mi Padre lo hizo por un largo tiempo y nos enseñó a nosotros. La gente piensa que es una broma. Nunca lo dije en Estados Unidos porque no sé cómo reaccionarían los fans. Yo bebo mi orina cada mañana como parte de una medicina o terapia natural" expresó.

Éste y otros testimonios son parte de un artículo aparecido en The Guardian, donde se afirma que Lucas Cummo, un luchador de la categoría MMA, quién saltó a la fama después de aparecer en la segunda temporada de "The Ultimate Fighter", dijo que está bebiendo su orina. Y alegó que "contiene minerales, hormonas y proteínas".

Cummo también dijo que la práctica de beber o inyectarse orina es más común de lo que se cree en EE.UU.

Controvertida terapia

La orinoterapia consiste en beber orina o aplicarla sobre la piel para aliviar padecimientos. No es un descubrimiento reciente, sino que se utilizaba desde hace miles de años en la América precolombina, en la India y hasta en Grecia y Roma, según data en algunos documentos. En el continente asiático se utilizaba para combatir dolores y enfermedades muy diversas, y en la actualidad hay quienes recomiendan esta cura. Pero… ¿es segura?

Es un tema controvertido. Aunque la orinoterapia tiene sus adeptos, beberla no tiene beneficios documentados científicamente. El 95% es agua, pero el 5% restante son cosas que el cuerpo está tratando de eliminar. "Piense que es como beber agua de los océanos", dijo Jeff Giullian, nefrólogo del Denver Nephrology Associates, en Colorado. "La persona se va a deshidratar y la orina va a provocar más daño que beneficio" agregó.

Pero hay quienes defienden esta alternativa. Jesith Osorio, médico especialista en medicina integrativa, practica la orinoterapia en sus pacientes –y en sí mismo- desde hace 10 años en el centro médico Orthocel en Bogotá. “La orina es sangre procesada que sale bacteriológicamente pura" señaló. 

Para él, es muy curativa. "Llevo 10 años haciendo orinoterapia y tiene efectos muy positivos. Es un proceso de desintoxicación y funciona muy bien en casos de artritis o cáncer”. La orina puede ser del paciente o de algún familiar, pero Osorio recomienda tomar la propia.

El Dr. Joaquín Velázquez Álvarez de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, dedica un extenso artículo (publicado en la página de la Universidad) a defender la disciplina. “Se ha demostrado en varios estudios que el ácido úrico de la orina juega un papel importante para reproducir y activar el ADN de las células y que también tiene la propiedad de rejuvenecer los órganos. Además, según él, cura desde infecciones hasta artritis y tumores malignos. Para Álvarez, “la orina es el agua de la vida y tomarla es un encuentro maravilloso con uno mismo”. 

Hay muchas más anécdotas que evidencias, por ahora. Y aunque “beber orina no tiene ningún riesgo inmediato para la salud, sí puede provocar infecciones y problemas físicos, y si se aplica sobre la piel, puede provocar irritación debido al ácido que contiene", explicó la Dra. Diane Stresing, de la Universidad de Columbia.

También te puede interesar

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad