SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Usar mucho el celular aumentaría riesgo de cáncer

Por -
Usar mucho el celular aumentaría riesgo de cáncer
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un nuevo estudio reabrió el debate sobre los peligros del uso de los teléfonos celulares. Las personas que utilizan el móvil más de 15 horas al mes durante una media de 5 años podrían correr mayor riesgo de desarrollar tumores cerebrales, así lo advierten investigadores del Instituto de Salud Pública, Epidemiología y Desarrollo (ISPED) de la Universidad Bordeaux Segalen en Francia.

Según el estudio publicado por la revista británica Occupational and Environmental Medicine las personas que usaron de forma excesiva el teléfono celular tenían un riesgo dos o tres veces mayor de desarrollar un glioma, un tipo de tumor cerebral que puede ser maligno (glioblastoma) o benigno (como el oligodendroglioma) y el doble o tripe de riesgo de desarrollar un meningioma (un tumor generalmente benigno de las meninges), en comparación con quienes tenían un uso moderado del móvil.

Para llegar a dicha conclusión, los científicos analizaron 253 casos de gliomas y 194 de meningiomas de usuarios de teléfono móvil mayores de 15 años entre el año 2004 y 2006 y los compararon con 892 testimonios de adultos en perfecto estado de salud de cuatro departamentos franceses. Además, consideraron otros factores de riesgo y el hecho de que solo un 14% de las personas entrevistadas declararon haber utilizado un “manos libres”, que permite no acercar el teléfono a la oreja.

Los resultados de la comparación mostraron un mayor riesgo entre los que usaron sus teléfonos intensamente, especialmente entre aquellos que lo empleaban como parte de su trabajo, como las ventas por ejemplo.

¿Potencial cancerígeno?

En 2011, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARS, por sus siglas en inglés), advirtió que las radiaciones emitidas por los teléfonos celulares deben estar clasificadas en la misma lista de “riesgo cancerígeno” que el plomo, escape de motores y cloroformo. De acuerdo con el informe avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se encontraron evidencias suficientes para categorizar el uso del teléfono celular como “potencial cancerígeno para los seres humanos”.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, los teléfonos celulares emiten energía de radiofrecuencia, una forma de radiación electromagnética no ionizante, que puede ser absorbida por los tejidos que están más cerca de donde se sujeta el teléfono. La cantidad de energía de radiofrecuencia a la que se expone el usuario del teléfono celular depende de la tecnología del teléfono, de la distancia entre la antena del teléfono y el usuario, del grado y tipo de uso y de la distancia que hay entre el usuario y las torres de señal.

El Estudio Interphone

El Estudio Interphone, llevado a cabo por un consorcio de investigadores de 13 países (Alemania, Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Israel, Italia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Reino Unido y Suecia), sobre un grupo de 13,000 personas de entre 30 y 59 años es hasta el momento la investigación más grande de casos y controles de salud sobre el uso de teléfonos celulares y tumores cerebrales.

Las conclusiones, publicadas en 2010, revelaban un riesgo un 40% mayor de glioma y un 15% superior de meningioma en personas que declaraban hacer un uso frecuente del teléfono “en el lado del tumor”. Sin embargo, los investigadores no pudieron dar una conclusión definitiva sobre los riesgos por los “sesgos y errores” inherentes a la investigación.

Regulaciones en EE.UU.

La Oficina Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) han desarrollado pautas que limitan la cantidad de energía de radiofrecuencia que se permite que emitan los teléfonos celulares.

La exposición a radiofrecuencias a raíz de los teléfonos celulares se mide mediante la Tasa de Absorción Específica (SAR, por sus siglas en inglés). Esta tasa mide la cantidad de energía que absorbe el organismo. La SAR permitida en los Estados Unidos es de 1.6 vatios por kilogramo (1.6 w/kg).

De acuerdo con la Cellular Telecommunications & Internet Association de EE.UU., para junio de 2011 había 320 millones de suscriptores de telefonía celular en el país, lo cual es más de la población total de los Estados Unidos. Además, el número de usuarios de teléfonos celulares continua en aumento (tanto adultos como niños) y la cantidad de tiempo que las personas pasan con sus teléfonos también se ha incrementado en las últimas décadas.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad