SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Usan los hospitales en exceso las UCIN?

Por Randy Dotinga, Reportera de HealthDay -
¿Usan los hospitales en exceso las UCIN?

Un estudio encontró que los recién nacidos admitidos a esas costosas unidades eran más grandes y menos prematuros que en años anteriores

LUNES, 27 de julio de 2015 (HealthDay News) -- Un informe reciente encuentra que más bebés están siendo tratados en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) de muchos hospitales de EE. UU., y que los bebés son más grandes y menos prematuros.

Anquen no lo saben con certeza, los investigadores sugieren que se trata de una señal potencial de que esas costosas intervenciones se están utilizando en exceso.

Los autores del informe analizaron casi 18 millones de nacimientos entre 2007 y 2012, y encontraron que la cantidad de bebés tratados en las UCIN de los hospitales aumentó del 6.4 al 7.8 por ciento.

"Un aumento de este nivel en seis años plantea dudas", dijo el autor del estudio, Wade Harrison, becario en salud urbana de la Facultad de Medicina Geisel de la Universidad de Dartmouth, en New Hampshire. "Los bebés admitidos a las unidades son cada vez más propensos a haber tenido un peso normal al nacer. Más de la mitad de todas las admisiones son de recién nacidos que nacieron con un peso normal o alto. Esto sugiere la necesidad de más estudio, dado que inicialmente estas unidades se desarrollaron para atender a los bebés más prematuros".

Las UCIN se han usado en Estados Unidos durante más de 50 años. Están diseñadas para ofrecer cuidados intensivos a los bebés con necesidades médicas especiales, en particular a los nacidos de forma prematura.

Pero los cuidados intensivos para los bebés son costosos, y pueden conllevar sus propios riesgos, planteó Harrison. En el aspecto médico, las radiografías, los antibióticos y los fluidos intravenosos pueden resultar nocivos.

Además, ofrecer una atención innecesaria puede reducir el vínculo entre los padres y el bebé, dificultar la lactancia materna, y provocar preocupación y estrés a los padres, añadió.

Por otro lado, dijo Harrison, ha habido una falta de investigación sobre las UCIN en general, porque la mayoría de los estudios solo observan cómo tratan a los bebés con pesos muy bajos al nacer. De hecho, cualquier bebé puede someterse a tratamiento en las unidades, explicó.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron los nacimientos en 38 estados y Washington D.C de 2007 a 2012. Más del 84 por ciento de los bebés con peso bajo al nacer fueron admitidos, frente al 4 por ciento de los de peso normal al nacer.

Pero con el tiempo, encontraron los investigadores, los recién nacidos admitidos a las unidades han sido más grandes y menos prematuros.

¿Qué ocurre? El estudio no determinó una respuesta, pero Harrison dijo que las causas posibles incluyen unos umbrales más bajos para la admisión. La investigación no indicó que los bebés que se están admitiendo estén más enfermos, aunque reconoció que los hallazgos podrían haber obviado señales de que fuera así.

¿Y qué hay del fraude que busca unos reembolsos más altos por los cuidados intensivos? "No fue algo que nos interesara examinar ni que se pudiera contestar con los datos de las actas de nacimiento que usamos en el estudio", dijo Harrison.

Pero el Dr. Robert White, neonatólogo de South Bend, en Indiana, dijo que hay un solo motivo para la gran cantidad de bebés muy pequeños que se están admitiendo a la unidad: más bebés se reaniman y sobreviven tras nacer.

En cuanto a los bebés de peso normal, dijo que hay varios motivos. Por un lado, las madres diabéticas están teniendo bebés con problemas del azúcar en sangre que con frecuencia ameritan tratamiento en la UCIN. "Otra causa del aumento en la admisión de los bebés nacidos a término es la abstinencia de los narcóticos, que ahora con frecuencia se debe a medicamentos recetados", planteó.

Las directrices sobre el uso de las unidades también han cambiado, dijo. "Por ejemplo, ahora se espera que un bebé nacido a las 34 semanas sin problemas médicos sea atendido en una UCIN, mientras que en el pasado era menos probable que fuera así".

Pero, dijo, "no podemos ignorar que aún existen unos perversos incentivos financieros para que tanto médicos como hospitales provean atención en una unidad si se puede justificar médicamente, aunque no sea médicamente esencial".

¿Qué pueden hacer los padres? Si les dicen que un bebé necesita atención en una de esas unidades, deben preguntar por una habitación privada "donde puedan permanecer cómodamente con su bebé durante todo el tiempo necesario", aconsejó White.

Esas habitaciones permiten a las familias permanecer con el recién nacido "en un momento crítico y estresante, y aumentan las oportunidades de la familia de asumir un rol activo en la atención y en la toma de decisiones médicas de su bebé", aseguró White.

Más información

Para más información sobre los bebés prematuros, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad