SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Unos monitores portátiles recetados por los médicos podrían ayudar a detectar la hipertensión

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
Unos monitores portátiles recetados por los médicos podrían ayudar a detectar la hipertensión

Usar el dispositivo durante un día ofrece una información más precisa que una lectura única en el consultorio, según un estudio

Pronto, quizá se pida a las personas que se sospecha que sufren de hipertensión que usen lo que se conoce como un monitor de presión arterial "ambulatorio" durante más o menos un día para confirmar el diagnóstico, según un borrón de recomendaciones publicado por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU.

La monitorización ambulatoria de la presión arterial conlleva usar una manga para la presión arterial de forma constante en la parte superior del brazo, y un dispositivo de monitorización conectado. La manga se infla automáticamente a intervalos regulares, proveyendo un panorama más completo de la forma en que la presión arterial fluctúa. Los datos se almacenan en el dispositivo y luego se descargan, explicó Margaret Piper, investigadora principal del Centro para la Investigación Sanitaria de Kaiser Permanente.

También se pide a los pacientes que lleven un diario de su actividad durante el día, y los médicos usan el monitor y el diario para sopesar si una persona de verdad tiene hipertensión.

Los datos recolectados al usar el monitor durante la rutina diaria de una persona eran hasta un 40 por ciento mejores para predecir ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardiacas en el futuro que las revisiones únicas de la presión arterial realizadas en los consultorios médicos, dijo Piper. Piper también es la autora líder de la revisión de las evidencias.

"Hallamos que la monitorización ambulatoria de la presión arterial predecía mejor los eventos futuros, y es más precisa para predecir la población de pacientes que se beneficiarían del tratamiento", aseguró Piper.

La revisión aparece en la edición en línea del 22 de diciembre de la revista Annals of Internal Medicine.

Un segundo estudio en la misma edición de la revista encontró que las personas con una hipertensión incluso leve se benefician de tomar antihipertensivos.

Ambos estudios son importantes, dado que las muertes por hipertensión aumentaron casi un 40 por ciento entre 2001 y 2011, señaló el Dr. Elliott Antman, decano asociado de investigación clínica y traslacional de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y presidente de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

"Alrededor de una tercera parte de los adultos de Estados Unidos tienen hipertensión", dijo Antman, que no participó en el estudio. "Debemos controlarlo ya".

Si la recomendación del grupo de trabajo se convierte en la recomendación final, las aseguradoras de salud estarían obligadas a pagar la prueba ambulatoria de la presión arterial. Bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los procedimientos preventivos aprobados por el grupo de trabajo han de ser cubiertos.

Los pacientes que experimentan el "síndrome de la bata blanca" son los que más se beneficiarán del cambio, aseguró Antman. Esos pacientes se ponen "muy nerviosos y su presión arterial se eleva de forma inusual ante la presencia del ambiente médico", lo que puede llevar a un falso diagnóstico de hipertensión.

El síndrome de la bata blanca afecta a hasta un 30 por ciento de las personas en las que se sospecha hipertensión, comentó Piper.

Otras personas que podrían beneficiarse incluyen a las que han tenido una sola prueba con malos resultados, y las que están cerca del umbral de la hipertensión, apuntó.

"De esa forma, no se trata a la gente que no se beneficiaría del tratamiento, a quienes en realidad podría hacerle daño", planteó Piper. "Refinará la prueba inicial realizada en el consultorio médico, dando unos resultados más precisos".

Otro grupo de pacientes que podrían beneficiarse son los que reaccionan de forma contraria. Esas personas podrían tener una presión arterial más baja en el consultorio médico que en casa, dijo el Dr. Kim Allan Williams, jefe de cardiología del Centro Médico de la Universidad de Rush y presidente electo del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

"La presión arterial de algunas personas es naturalmente más alta en casa", señaló Williams. "Se toman el medicamento cuando saben que irán al médico, o tienen mucho estrés social en casa".

Ya hace algo de tiempo que hay monitores ambulatorios disponibles, dijo Antman, y añadió que las versiones más recientes son más fáciles de utilizar que nunca. Ahora, algunas mangas están conectadas con el teléfono celular del paciente de forma inalámbrica, así que no tienen que cargar con un molesto monitor.

Piper enfatizó que la monitorización ambulatoria de la presión arterial no es igual que la automonitorización realizada en casa por los pacientes. En la automonitorización, los pacientes deciden el momento en que revisarán su presión arterial, con un dispositivo que han comprado ellos mismos.

"Vimos datos de la automonitorización que parecían seguir el mismo patrón que la monitorización ambulatoria, pero había muchos menos estudios, así que no pensábamos que contábamos con suficientes datos como para sacar conclusiones", indicó.

El público puede comentar sobre el borrón de recomendaciones del grupo de trabajo desde ahora hasta el 26 de enero.

Sin duda, recibir un diagnóstico correcto de hipertensión es importante. El segundo estudio sobre la presión arterial encontró que las personas con hipertensión temprana que tomaban medicamentos reducían su riesgo de accidente cerebrovascular casi en un 30 por ciento. También redujeron su riesgo de muerte relacionada con el corazón en un 25 por ciento, y su riesgo de insuficiencia cardiaca en un 20 por ciento, según el estudio.

Antman y Williams dijeron que los resultados del estudio farmacológico son alentadores, pero que los pacientes deben primero adoptar cambios en el estilo de vida, antes de tomar medicamentos. Esos cambios pueden incluir hacer más ejercicio, perder peso y comer una dieta más saludable al reducir el colesterol, los carbohidratos simples y el sodio.

"Considero esto como más evidencia en respaldo del concepto de que más bajo es mejor, sobre todo si se puede lograr por medios distintos de los medicamentos, y usando el mínimo posible de medicamentos", dijo Williams.

Más información

Para más información sobre cómo reducir la presión arterial, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad