SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Complementos retirados del mercado siguen en las tiendas de EE. UU.

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Complementos retirados del mercado siguen en las tiendas de EE. UU.

Unos investigadores observaron muchos productos con sustancias prohibidas para la venta seis meses más tarde

Dos terceras partes de los complementos dietéticos retirados del mercado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. porque contenían ingredientes prohibidos seguían en las tiendas seis meses después de que fueran retirados, encuentra un estudio reciente.

Por ejemplo, en julio de 2013, los investigadores pudieron comprar EverSlim, un complemento para perder peso que la FDA había retirado del mercado en febrero de 2012. El producto fue retirado porque contenía sibutramina, una sustancia prohibida en EE. UU., según el estudio.

Además, el producto comprado en julio de 2013 seguía conteniendo sibutramina. Se halló que también contenía fluoxetina, un antidepresivo recetado, según los investigadores. La fecha de caducidad del frasco era enero de 2018, reportaron los investigadores.

"Lo que encontramos fue alarmante", apuntó el investigador líder, el Dr. Pieter Cohen, profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

Esos complementos no solo contenían los mismos fármacos recetados que la FDA citó al retirarlos, sino también otras sustancias, como medicamentos prohibidos y no evaluados en los humanos, advirtió.

"Claramente, el sistema para sacar esos fármacos del mercado no funciona", dio Cohen. "La FDA usa un método flojo", lamentó.

Para el estudio, Cohen y sus colaboradores analizaron 27 de 274 complementos retirados por la FDA. El tiempo medio de compra fue de 34 meses tras la retirada, según el estudio. Eso significa que la mitad se compró antes de los 34 meses y la otra mitad después.

Las sustancias prohibidas identificadas en los complementos retirados incluían el fármaco para perder peso sibutramina y fármacos similares a la sibutramina, el medicamento contra la disfunción eréctil sildenafil (Viagra), el antidepresivo fluoxetina (Prozac), el laxante fenolftaleína, unos medicamentos contra el cáncer de mama llamados inhibidores de la aromatasa usados para aumentar la testosterona, y varios esteroides anabólicos.

De esos complementos, el 74 por ciento fueron producidos por fabricantes de EE. UU., dijo.

Los investigadores encontraron uno o más fármacos prohibidos en casi el 67 por ciento de los complementos que compraron.

Específicamente, seguía habiendo fármacos prohibidos en el 85 por ciento de los complementos usados para mejorar el rendimiento deportivo, en el 67 por ciento de los complementos usados para perder peso y en el 20 por ciento de los complementos usados para mejorar las relaciones sexuales, según el estudio.

Además, el 63 por ciento de los complementos contenían el medicamento que la FDA había citado al retirarlos, reportaron los investigadores.

Seis complementos también contenían uno o más ingredientes prohibidos que la FDA no había identificado, y algunos contenían tanto el ingrediente identificado antes como nuevos medicamentos, hallaron los investigadores.

"Recomiendo evitar todos los complementos que se venden para supuestamente ayudar a perder peso, mejorar el ejercicio o mejorar la vida sexual, porque simplemente no sabemos cuáles contienen esos fármacos peligrosos y cuáles son benignos", planteó Cohen.

Las etiquetas de esos productos solo mencionan los contenidos herbales y no los fármacos que podrían contener, anotó Cohen. Los consumidores no tienen ninguna forma de saber qué están comprando, enfatizó.

"Evite los productos combinados que afirman tener algún efecto beneficioso", sugirió Cohen.

El informe aparece en la edición del 22 al 29 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.

La capacidad de la FDA de regular los complementos es limitada, señaló Jennifer Dooren, vocera de la agencia. Los fabricantes y los distribuidores no necesitan la aprobación de la FDA para vender complementos dietéticos.

"La agencia se enfrenta al desafío de proveer disuasorios efectivos para prevenir que las firmas poco escrupulosas mercadeen e importen estos productos de forma fraudulenta", comentó.

"Incluso tras una retirada y unas medidas de cumplimiento contra un distribuidor importante, el producto podría seguir vendiéndose ampliamente", dijo Dooren.

La FDA reconoce que el cumplimiento no es la única forma de prevenir la exposición de los consumidores a estos productos peligrosos, señaló Dooren. "La FDA ha emitido cientos de alertas al consumidor y anuncios de prensa advirtiendo a los consumidores sobre los productos contaminados", dijo.

Scott Melville, director ejecutivo de la Asociación de Productos de Consumo para la Salud (Consumer Healthcare Products Association), otro grupo del sector, dijo que "los fármacos no probados o adulterados que pasan por complementos legales son una amenaza para la salud pública y para la confianza del consumidor en la industria de los complementos".

Melville dijo que su grupo respalda la supervisión de la FDA. "Es la mejor forma de garantizar que los fabricantes cumplan con unas buenas prácticas de fabricación y de evitar que los fabricantes ilegales de complementos agreguen sustancias a sus productos y pongan la salud del público en riesgo", afirmó.

Más información

Para más información sobre los complementos, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad