SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevas directrices para reducir el riesgo de ACV en mujeres

Por Mary Brophy Marcus, Reportero de Healthday -
Nuevas directrices para reducir el riesgo de ACV en mujeres
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Más mujeres que hombres sufren cada año de accidentes cerebrovasculares (ACV). El embarazo, el parto y las hormonas femeninas pueden influir en el riesgo de por vida, afirman los expertos.

Por primera vez, se han creado unas directrices para evitar el accidente cerebrovascular (ACV) en las mujeres.

La autora de las nuevas directrices, publicadas en la revista Stroke, afirmó que las mujeres comparten muchos factores de riesgo de ACV con los hombres (como, por ejemplo, la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes, fumar y la obesidad), pero también tienen una serie de problemas exclusivos que han de abordarse.

El embarazo, el parto y las hormonas juegan un papel en el riesgo de ACV para las mujeres, explicó la Dra. Cheryl Bushnell, directora del Centro de ACV del Centro Médico Bautista Wake Forest en Winston Salem, Carolina del Norte.

"El mensaje fundamental es que las mujeres viven más tiempo, y por tanto realmente tienen un riesgo de ACV durante más tiempo", comentó Bushnell. "También les suele ir peor después de sufrir un ACV. Y son más propensas a terminar en un centro de cuidados a largo plazo y a tener una peor calidad de vida. Por esas razones, pensamos que era importante poner el énfasis en la prevención y empezar pronto esas estrategias en los años en que las mujeres pueden tener hijos" declaró.

¿Por qué se produce un ACV?

Un ACV se produce cuando un vaso sanguíneo que transporta oxígeno y nutrientes al cerebro o bien queda obstruido por un coágulo o bien se rompe, lo que evita que el oxígeno llegue al cerebro y mata células cerebrales, según la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares (American Stroke Association).

Cada año, aproximadamente el número de mujeres que sufren un ACV superan a los hombres en 55,000, y las mujeres negras no hispanas son las que tienen el mayor riesgo, según informa la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

"El riesgo existe a lo largo de toda la vida de una mujer", indicó Bushnell. "Sin lugar a dudas, el riesgo es más alto conforme las mujeres envejecen, especialmente a medida que acumulan otros factores de riesgo", como la hipertensión.

Pero, añadió, aunque las complicaciones del ACV son raras durante el embarazo, ese es el momento en que pueden aparecer las primeras señales de enfermedad vascular. Afirmó que las mujeres que tiene eclampsia y preeclampsia durante el embarazo (una afección peligrosa marcada por la hipertensión), por ejemplo, tienen el doble de riesgo de ACV más adelante en la vida y un riesgo cuatro veces mayor de hipertensión más tarde.

Bushnell añadió que tomar píldoras anticonceptivas puede aumentar el riesgo de ACV de las mujeres, sobre todo en la mediana edad. Y las mujeres que sufren de migrañas con aura también tienen un riesgo más alto, de modo que han de tener en cuenta las estrategias de prevención en un momento anterior de la vida.

Estas son algunas recomendaciones de las nuevas directrices:

  • Las mujeres con antecedentes de hipertensión antes del embarazo deberían ser tomadas en cuenta para una terapia con una dosis baja de aspirina o de complementos de calcio durante el embarazo.
  • Las embarazadas con presión arterial elevada (150-159 mm Hg/100-109 mm Hg) deberían hablar con su médico sobre la posibilidad de tomar medicación para la presión arterial.
  • Las embarazadas con hipertensión grave (160/110 mm Hg o superior) deberían tomar medicamentos.
  • Las mujeres deberían realizar pruebas de hipertensión antes de tomar píldoras anticonceptivas.
  • Las que sufren de migrañas con aura deberían dejar de fumar.
  • Las mayores de 75 años deberían realizar pruebas para el riesgo de fibrilación auricular.

"No hay una estrategia específica de prevención para las mujeres porque no se han hecho los suficientes estudios como para encontrarla", señaló Bushnell. "Pero todas las recomendaciones sobre un estilo de vida saludable aplican igualmente a hombres y a mujeres".

La Dra. Suzanne Steinbaum, directora de Salud cardiaca de las mujeres del Instituto del Corazón y Vascular del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que espera que las nuevas directrices ayuden a que las mujeres sean más conscientes de los riesgo de ACV y de la salud cardiovascular.

"Cada vez que doy una charla, pregunto qué es lo que la gente piensa que es el mayor riesgo para la salud de las mujeres, y contestan que el cáncer de mama", comentó Steinbaum. "No creo que haya el mismo nivel de concienciación sobre el ACV. La concienciación es el primer paso", indicó.

"Como primer paso, si tiene algún riesgo de enfermedad cardiovascular, enfermedad cardiaca o ACV, es importante visitar a su médico", comentó Steinbaum. "Entonces, sepa cuáles son sus lecturas de: la presión arterial, el colesterol, el azúcar en la sangre y su IMC [una puntuación basada en la estatura y el peso]. Saber cuáles son sus antecedentes familiares también es muy importante. Prevenir el ACV se reduce a los cambios básicos en el estilo de vida. Se trata de cuestiones críticas que hay que abordar para reducir las enfermedades cardiovasculares y evitar el accidente cerebrovascular".

Más información

Para reconocer las señales de advertencia del accidente cerebrovascular, aprenda el acrónimo FAST.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad